POR PROBABLES PROBLEMAS EN LA LENTITUD DE CARGA EN ESTA PÁGINA, LA PUBLICACIÓN DE NUEVAS CANCIONES DEL SIGLO PASADO SE VENDRÁ REALIZANDO, A PARTIR DE AHORA, EN LA PÁGINA DE INICIO.

LISTA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO PUBLICADA EN ESTA PÁGINA

1.-   IN THE MOOD (1939)

2.- AS TIME GOES BY (1942)

3.- THIS LAND IS YOUR LAND (1945)

4.-   IF I HAD A HAMMER (1949)

5.-   UNFORGETTABLE (1951)

6.-   ROCK AROUND THE CLOCK (1952)

7.-   SINGIN’ IN THE RAIN (1952)

8.-   STAY (1953)

9.-   UNCHAINED MELODY (1953)

10.- JOHNNY GUITAR (1954)

11.- LA STRADA (1954)

12.- JOHNNY B. GOODE (1955)

13.- ONLY YOU (1955)

14.- SIXTEEN TONS (1955)

15.- TUTTI FRUTI (1955)

16.- THAT’LL BE THE DAY (1956)

17.- BYE BYE LOVE (1957)

18.- COLONEL BOGEY MARCH (1957)

19.- DIANA (1957)

20.- JAILHOUSE ROCK (1957)

LAS SIGUIENTES YA HAN SIDO PUBLICADAS EN LA PÁGINA DE INICIO.

Continuación de la entrega:

16.- THAT’LL BE THE DAY (1956)

Tengo que reconocer que la versión de esta canción que más he escuchado ha sido la de Linda Ronstadt.

A principios del 76, a mi hermano pequeño le regalaron un tocadiscos estéreo, lo que me permitió agenciarme el Bettor Dual que había en casa, para que prestara su inestimable servicio en mi piso de estudiante en Valencia.

Linda Ronstadt fue una habitual de aquellas tardes llenas de música.

A partir de una traducción de Carla, he subtitulado esta versión en directo del gran Buddy Holly.

Buddy Holly fue convertido en un icono de la música, desde el mismo momento de su muerte. Fallecido en plena juventud, en un accidente, al que se refiere la canción “American pie”, puede decirse que se convirtió en un referente y en una figura indiscutible.

No conozco la película, pero el cine se ocupó de su figura en:

THE BUDDY HOLLY STORY (1978)

Aquí tenemos la secuencia de esa película con la canción.

Los Beatles también la emprendieron con ella.

Para finalizar, no me podía olvidar de Linda Ronstadt, auténtica responsable de que esta canción figure aquí.

17.- BYE BYE LOVE (1957)

Confieso que nunca he tenido el recuerdo de haber oído la canción en mi infancia.  Lo más probable es que sí que la hubiese escuchado, pero lo cierto es que cuando sí lo hice, y mucho, fue en que aquel verano del 70, en el que nos invadió la versión de Simon & Garfunkel.

A partir de varias traducciones, confeccioné los subtítulos para esta actuación en directo de los Everly Brothers, dúo que la popularizó.

Ya puestos, subtitulé también la versión de Simon & Garfunkel.

Buscando rarezas, he encontrado esta versión de estudio de Ray Charles.

En 1979, Bob Fosse llevó al cine un musical innovador, Empieza el espectáculo (All that jazz, 1979), en el que su número final era una versión de este Bye Bye Love, que llevaba como título: Bye Bye Life.

ALL THAT JAZZ

Aquí, podéis disfrutar de esta secuencia.

18.- COLONEL BOGEY MARCH (1957)

Los famosos silbidos de El puente sobre el río Kwai fueron unos de los trinos más escuchados en mi infancia.

No recuerdo con exactitud si fue en el 59 o, tal vez en el 60, cuando la familia en pleno recibimos un regalo de una hermana de mi madre que se había casado con un militar, años antes.

El caso es que ambos habían hecho un viaje a Niza (¡nada menos!) y, a su vuelta, nos obsequiaron con cuatro postales, casi de tamaño folio,  cada una de las cuales contenía una canción. Aquellas postales podían ser reproducidas en el pick-up, a pesar de ser rectángulos, en lugar de discos.

A todos nos extrañó su generosidad, pues ambos eran muy poco dados a semejantes muestras y, aunque no creo que el regalo desequilibrase su presupuesto, fue todo un detalle.

Una de aquellas melodías, encerrada en la foto de un paseo de no sé dónde, era el tema central de la película:

EL PUENTE SOBRE EL RÍO KWAI (1957)

El compositor de la banda sonora, Malcom Arnold, recibió un óscar por su trabajo, en el que destacaba la adaptación de una marcha militar.

Aquí podemos escuchar la marcha original.

Para terminar, no he podido resistir la tentación de dejaros una auténtica joya, a cargo de Dudley Moore.

19.- DIANA (1957)

Desde mi punto de vista, esta canción abandera el triunfo de la música “moderna” sobre la que se venía radiando hasta el momento. Representa la punta del iceberg y el ascenso imparable de las nuevas tendencias musicales, que se abrieron paso de forma vertiginosa.

Tiene el sabor de los veranos anteriores al 60.

A partir de traducciones existentes, he subtitulado una modosita actuación de Paul Anka.

Aquí, una versión en italiano de Celentano.

Como rareza, ésta no está nada mal. En japonés.

20.- JAILHOUSE ROCK (1957)

Siempre la he considerado como el exponente del triunfo definitivo del Rock and roll. Elvis Presley liberó las cadenas con este Rock de la cárcel, que no tardó en convertirse en una especie de símbolo, clamando libertad.

La película El rock de la cárcel (The jailhouse rock, 1957), interpretada por el propio Elvis Presley supuso un auténtico espaldarazo para la canción.

EL ROCK DE LA CÁRCEL

A partir de una traducción de Carla, he subtitulado la interpretación de Elvis.

Hay versiones para parar un carro. Destacaré una del propio Elvis, en los tiempos de su resurgimiento, allá por el 68.

En este video, se puede disfrutar de una versión de Queen con un Mercury impagable.

La primera parte de este video recoge un directo de ZZ Top, en 1997, versionándola.

Para finalizar, una calentita (es del 2009), a cargo de Bruce Springsteen.

Continuará…

 

Continuación de la entrega:

11.- LA STRADA (1954)

El tema de Gelsomina estaba en aquel disco de música de películas de mi infancia, y a mí me llamaba la atención por el desgarro de la trompeta, quebrando el silencio.

Había visto la película de Fellini en el cine y había quedado impresionado por el personaje de Zampanó y la creación de Anthony Queen, sin embargo, la tristeza de la melodía me sobrecogía. Aún hoy, lo sigue haciendo.

LA STRADA

Aquí tenemos el maravilloso solo de trompeta de la melodía de Nino Rota.

Aquí, la versión orquestal.

Y para los amantes de Fellini y su película, el resumen de la banda sonora, sobre un fotomontaje.

12.- JOHNNY B. GOODE (1955)

Ésta es una de esas canciones que consigue que su ritmo se desborde por los cuatro costados.

Evidentemente, tuve acceso a ella muchos años después de su composición, que, según algunos, marcó el inicio de la música rock.

Chuck Berry es un auténtico espectáculo, como se puede comprobar en este video, que su club de fans cataloga como la mejor versión de esta canción y que yo, a partir de traducciones que circulaban por ahí, me he permitido subtitular.

Dentro de las rarezas, destacaba un video de los Beatles, subtitulado, aunque no por mí, pero el usuario ha suprimido su cuenta en YouTube, así que nos conformaremos con este otro:

Este dúo de Chuck Berry con John Lennon, tampoco tiene desperdicio.

Maravillosa actuación de Chuck Berry, junto a Bruce Springsteen en 1995.

Pese a la fama y al peso específico de la canción dentro del mundo de la música, hay que reconocer que gozó de un extraordinario relanzamiento, gracias a la película: Regreso al futuro (Back to the future, 1985), en la que se le rendía un curioso homenaje.

REGRESO AL FUTURO

Aquí podéis comprobarlo en el video que recoge la secuencia de la película en la que Marty McFly interpreta la canción.

13.- ONLY YOU (1955)

Una de las mejores muestras representativas de las canciones románticas de mi niñez. Recuerdo que me fascinaban las armonías vocales.

Al escuchar algunas canciones de estas características de aquella época, no puedo evitar cierto sentimiento de tristeza.

La versión por excelencia de este tema corresponde, sin duda, a The Platters. Lo interpretaron en una curiosa película que yo, francamente desconocía: Al compás del reloj (Rock around the clock, 1956).

AL COMPÁS DEL RELOJ

Ésta es la secuencia, que he encontrado subtitulada, con el correspondiente trabajo ahorrado.

Como curiosidad, este fotomontaje con una versión de Ringo Starr, también subtitulada por un alma caritativa.

Para finalizar, otra rareza. Fotomontaje con la versión de John Lennon, sin subtítulos esta vez.

14.- SIXTEEN TONS (1955)

La gravedad de la voz en las interpretaciones que escuché en mi infancia siempre me ha parecido su mayor atractivo.

Es lo que se consideraba en la época un “espiritual negro”, sólo que sus intérpretes más conocidos eran blancos, tanto el que la lanzó a la fama, como nuestro José Guardiola, en versión patria.

A partir de una traducción de Carla, he subtitulado este video con la interpretación de Ernie Ford.

No he podido resistir la tentación de subtitular una de las versiones más raras que he podido encontrar, a cargo de ZZ Top y Jeff Beck.

La película Joe contra el volcán (Joe versus volcano, 1990) contiene una versión de Eric Burdon.

JOE CONTRA EL VOLCÁN 

Y aquí, la versión:

15.- TUTTI FRUTI (1955)

Ritmo puro desenfrenado, en lo que parece ser un juego de palabras. El delirio viene definido por el intraducible grito de guerra: .a-wop-bop-a-loo-lop a-lop bam booi.

A partir de diversas traducciones, conseguí fabricar los subtítulos de esta versión de estudio.

Little Richard interpretó esta canción en No maltraten el rock (Don’t Knock the Rock, 1956).

DON’T KNOCK THE ROCK

Aquí tenemos el video que da fe de dicha interpretación.

Elvis no se resistió a grabarla, como podéis comprobar en esta versión de estudio, sobre foto fija.

Para finalizar, una extraña versión, muy psicodélica por cierto, a cargo de Fleetwood Mac.

Continuará…

Continuación de la entrega:

 6.-   ROCK AROUND THE CLOCK (1952)

Según los expertos, gracias a esta canción se acuñó el término rock y nació el género musical de mayor influencia para un buen puñado de generaciones.

No tengo conciencia real de haber escuchado esta canción en mi primera infancia, aunque lo más probable es que lo hiciera.

Tal vez su mayor impacto en mí, se produjo a través de Semilla de maldad (Backboard Jungle, 1955), película  de problemática juvenil y temática social, dirigida por Richard Brooks. La estrella de su banda sonora era este Rock alrededor del reloj de Bill Haley and his Comets.

SEMILLA DE MALDAD

La película la vi por primera vez en mis últimos años de bachillerato, lógicamente en un pase televisivo.

El no incluir Rock around the clock en esta selección sería un error y un olvido imperdonables.

A partir de una traducción de Carla, he subtitulado este video de una actuación en directo de Bill Haley and his Comets de 1954.

No podía faltar el tráiler de Semilla de maldad, que también he subtitulado.

7.-   SINGIN’ IN THE RAIN (1952)

Canción absolutamente inseparable de la imagen de un Gene Kelly, chapoteando en el plató, como a más de uno nos habría gustado y, claro, Cantando bajo la lluvia.

Es una canción que evoca al cine y que, quizá, no podría entenderse sin él. Siempre que la he escuchado, se ha puesto en marcha el proyector en mi cerebro, se han apagado las luces de la sala y la proyección ha comenzado.

CANTANDO BAJO LA LLUVIA

¿Cómo resistirse a sumergirse en esa maravillosa secuencia, acompañados por los acordes de la canción? El video ya estaba subtitulado, así que me he ahorrado un trabajo.

8.-   STAY (1953)

Ejemplo típico de canción pegadiza de los cincuenta que, a fuerza de ser escuchada, acaba convirtiéndose en una especie de icono de la época.

Fue utilizada en la banda sonora de una gran cantidad de películas, entre las que cabría destacar American Graffiti (1973), una de las pocas películas que conservó su título original en aquellos años lejanos.

AMERICAN GRAFFITI

Precisamente, he utilizado un fotomontaje existente sobre American Graffiti para, aprovechando la traducción de Carla, subtitular esta versión de  Maurice Williams And The Zodiacs.

Jackson Browne la relanzó a finales de los setenta, con una versión mucho más que respetable, como podréis comprobar:

En 1998, un biopic televisivo sobre The Temptations dedicó una de sus secuencias a esta canción.

THE TEMPTATIONS

Y aquí, el video:

Para finalizar, una versión de Maurice Williams & The Zodiacs, nada menos que del año 2006.

9.-   UNCHAINED MELODY (1953)

En esta Melodía desencadenada, la sugerencia de su tono casi susurrante, las perfectas modulaciones de la voz y el crescendo romántico eran los ingredientes apropiados para desencadenar la tormenta romántica preadolescente.

Según cuentan por ahí, es una de las canciones más versionadas de la historia.

Fue utilizada para la banda sonora de la película Sin cadenas (Unchained, 1955)

UNCHAINED

Corregí y adapté una traducción que circulaba por ahí y fabriqué unos subtítulos para esta versión de The Righteous Brothers que, a mediados de los sesenta la relanzaron, logrando una fama más que considerable.

Esta versión de The Platters resulta algo menos incendiaria que la anterior.

Ese carácter incendiario y extremadamente romántico, al que hago referencia, fue explotado por Ghost (1990), haciendo de la canción una estrella tan rutilante como Patrick Swayze y Demi Moore.

GHOST

Podéis comprobarlo en este video, cuya subtitulación no me pertenece:

10.- JOHNNY GUITAR (1954)

Cuando yo era pequeño, en mi casa, como supongo que en la mayoría, no había tocadiscos. Había algo que mi abuela, entonces, llamaba gramola, pero que no tenía el aspecto característico de dicho aparato, con el altavoz de trompeta, sino uno interior. Lo cierto es que reproducía los microsurcos de baquelita.

Es de suponer que no podría girar a 45 rpm y, probablemente, su brazo no sería capaz de adaptarse al nuevo tamaño de los pequeños discos. Eso, seguramente, desencadenaría su jubilación y la liberación para mi madre, que no tardaría en desembarazarse de ese trasto que, ahora, me encantaría que tuviera un lugar de honor en mi biblioteca. Por desgracia, jamás lo volví a ver.

Yo tendría poco más de cuatro años cuando el pick-up hizo su aparición en mi casa. Ese pequeño artefacto, casi portátil, que permitía escuchar la música “actual”, se ganó mi corazón casi enseguida.

Uno de los primeros discos que sonaron en ese aparato fue el que agrupaba los temas principales de cuatro películas muy famosas por entonces: “Johnny Guitar”, “La Strada”, “Creemos en el amor” y “La condesa descalza”.

Recuerdo el sonido algo metálico de esas composiciones, acompañando el discurrir de las tardes preescolares.

Yo había visto la extraordinaria película de Ray en el cine, lo que todavía hacía más atractivo para mí el escuchar su melodía. La canción con letra tardé en encontrarla bastante más.

JOHNNY GUITAR

A partir de la traducción de Carla, subtitulé este video  de Peggy Lee.

Me habría gustado saber cuál era la versión instrumental que contenía aquel disco, pero me ha resultado imposible encontrarla. A falta de ella, tenemos la versión de The Shadows, a la que nada se puede objetar.

Los amantes del film de Ray podéis disfrutar de unas escenas, amenizadas por la canción.

Continuará…

Continuación de la entrega:

2.- AS TIME GOES BY (1942)

Una de esas canciones escuchadas durante toda la vida y que es difícilmente separable de la película Casablanca. El tiempo pasará (para los hispanoparlantes) se columpia en el hechizo de la voz desgarrada de Dooley Wilson y se sustenta en la magia de Bogart y Bergman y la extraña química entre ambos.

Por supuesto, dada la fecha de su composición, la comencé a escuchar mucho tiempo después. Naturalmente, la primera vez que vi Casablanca en un pase televisivo, si mi memoria no me falla.

CASABLANCA

Encontré este video subitulado en Youtube, lo cual me ahorró bastante trabajo.

Aquí, tenemos el trailer de Casablanca con la canción.

Por último, aquí tenemos una curiosidad. Un dúo entre Rod Stewart y Chrissie Hand

3.- THIS LAND IS YOUR LAND (1945)

Canción compuesta en los años cuarenta por Woody Guthrie. Una de las canciones folk más conocidas en el mundo entero y que trae a mi memoria los años en los que el cambio parecía mucho más posible que ahora.

Aunque no soy muy dado a los chismes, tengo que reconocer que Woody Guthrie las pasó canutas. Estuvo más de diez años ingresado en Hospitales, diagnosticado de esquizofrenia y alcoholismo, hasta que descubrieron que tenía Corea de Hungtington. Murió en 1967.

En 1976, su única novela, Bound for glory fue llevada al cine en Esta tierra es mi tierra (Bound for glory, 1976)

BOUND OF GLORY

La canción This Land is your land ha sido cantada por un sinfín de cantantes americanos. La traducción es de Carla y los subtítulos, míos.

Ésta es una versión de Woody Guthrie sobre un material filmado de los cuarenta.

Una versión, mucho más reciente, interpretada por su hijo Arlo, acompañado de varios amigos ilustres en un fesival para la ayuda a las granjas.

Versiones para todos los gustos, como ésta de Peter, Paul and Mary

O ésta de Johnny Cash, después de un pequeño preámbulo

No podíamos olvidarnos de Bruce Springsteen

Y para acabar, esta versión curiosa con Pete Seeger (uno de los más grandes) en la celebración de su 90 cumpleaños.

4.-   IF I HAD A HAMMER (1949)

Si tuviera un martillo es una canción de Pete Seeger, el máximo exponente vivo, gracias a su longevidad, del folk americano.

Creo que el mayor mérito de la canción es la contundencia de su sencillez. Al igual que This land is your land, va ligada a todos los recuerdos que despierta en mí la época de las canciones protesta, como se las llamaba por aquí.

Curiosamente, la primera versión que yo recuerdo es la de Trini López. La escucharía a primeros de los sesenta y  me he permitido subtitularla, a partir de la traducción de Carla.

Al césar lo que es del césar y a Seeger lo que le pertenece. Actuación en directo en Australia en 1963.

Tampoco podía faltar a la cita el trío folk americano más representativo

Para finalizar, Arlo Guthrie y Pete Seeger en directo en 1993.

5.-   UNFORGETTABLE (1951)

En realidad, éste es mi pequeño homenaje a Nat King Cole, al que mi madre idolatraba. Como es lógico, ella se derretía con sus temas en castellano, que llenaron mi infancia. Este Inolvidable, es de las pocas canciones en inglés que escuché de él. Resulta muy difícil pasar por alto el tono melifluo  de la canción

Encontré en Youtube este video subtitulado, que me ahorró mucho trabajo.

Una de las primeras muestras de la tecnología del videoclip fue  este video en que padre e hija cantaban un dúo.

Para acabar, esta versión de Frank Sinatra y Ella Fiztgerald.

Continuará…

Esta nueva página pretende mostrar una serie de canciones que, recopiladas bajo el título de “Canciones del siglo pasado“, tratará de recoger aquellas canciones que han tenido cierta influencia e importancia a lo largo de mi vida.

No se trata de realizar una lista que contenga las mejores canciones de la historia ni nada parecido. No tiene pretensiones de ser una cosa como la “Banda sonora de mi vida”, puesto que de pretender eso, faltarían aún muchas canciones en esa hipotética lista. Simplemente, se trata de una buceo entre los millares de canciones que me acompañaron en un momento determinado, desempolvarlas en mi memoria y dedicarles el pequeño homenaje que creo se merecen.

Poco a poco, irán apareciendo aquellas melodías que se ganaron un lugar en el vagón de equipajes del tren en el que viajo. Siempre he creído que la música es un elemento indispensable para el ser humano o, por lo menos, para mí. Me parece justo reividincarla y colocarla en un lugar de honor. La música ha supuesto, para la gran mayoría de nosotros, mucho más de lo que nos imaginamos.

Esta primera parte del proyecto está dedicada a canciones en idiomas extranjeros. Las canciones en castellano o en cualquier otro idioma hablado en España formarán parte de una segunda fase, en la que he comenzado a trabajar hace poco.

Recurriendo a los videos, alojados en YouTube, he intentado subtitular en castellano aquellos que o no lo estaban, o cuya traducción era, digamos, variopinta, por no decir otra cosa. En ocasiones, he empleado los videos que ya estaban subtitulados.

El esquema de esta página es simple. Además de recoger la canción subitulada, siempre y cuando esto sea posible, intentaré contrastarla con otras versiones, quizás tan conocidas como la original o, simplemente, curiosas.

Tengo que agradecerle a Carla la traducción de algunas de estas canciones, especialmente las más complicadas. Si en algún momento he desvirtuado su traducción, ha sido porque la responsabilidad de los subtítulos ha sido completamente mía.

Las canciones siguen un orden cronológico. En algunos casos, la fecha que aparece entre paréntesis puede ser distinta a la del año de su composición y coincidir con la de su éxito o difusión mayoritaria. No tengo pretensiones de convertirme en un enciclopedista de la música.

Aquellos que estéis interesados, podréis realizar una andadura a través de más de quinientas canciones, que irán apareciendo en esta página progresivamente.

La mayoría de estos títulos son canciones con letra y música, aunque hay algunas melodías instrumentales, que se ganaron, con todo merecimiento, el ser recordadas aquí.

Así pues, os invito a comenzar un viaje, a través de la música y los recuerdos. ¿Será muy complicado embarcarse en la aventura?

Vamos a comenzar, entonces, este viaje con el primero de los títulos:

1.- IN THE MOOD (1939)

Para abrir boca, un instrumental. Es evidente que, dado el año de su composición, llegó a mis oídos muchos años más tarde. Este “En forma” representa la música, ligada a las películas de mi infancia. Ese ritmo vertiginoso, ante el cual resulta difícil mantener los pies quietos siempre me produjo una especie de fascinación, que desbordaba alegría.

No sé si vi en el cine, cuando era niño, alguna de las películas en las que aparecía Glenn Miller o en las que se contaba su historia. Es probable, pero lo que es seguro es que pude verlas en la televisión, en aquellos años en los que, gracias a su programación, muchos de nosotros logramos descubrir o redescubrir el cine clásico.

Tú serás mi marido (Sun valley Serenade, 1941)

Ésta, francamente, no la recuerdo, aunque sí sé que la pillé por ahí en un pase televisivo. La que sí tengo plena constancia de haber visto es:

Música y lágrimas (The Glenn Miller Story, 1954)

In the mood fue la banda sonora de una de las campañas de spots más famosas de la televisión, en la que a los acordes de En forma se ponía banda sonora al genuino sabor americano.

Bueno, después de tanto rollo, vamos con los videos de esta extraordinaria melodía.

El primero de ellos es una versión de estudio con la foto fija de Glenn Miller.

Este segundo corresponde a una secuencia de la película “Tú serás mi marido”, con la actuación de la orquesta de Glenn Miller.

Finalmente, éste pertenece a la película  “Música y lágrimas” y como veréis tiene cierto tufillo de exaltación patriótica, muy del gusto en USA.

Espero que haya sido de vuestro agrado.

Continuará…