AL FINAL DE ESTE POST, CONTINUACIÓN DE IMPRESCINDIBLES CON LA FINALIZACIÓN DE THRILLERS.

 

¿Iluminados malintencionados, ignorantes o exterminadores?

Hay gente que tiene mucha facilidad para quedar retratada. No necesita circunstancias especiales o teñidas del dramatismo y la angustia que ahora nos rodean. Son así de natural, que se dice. Iluminados, pagados de sí mismos, que espolvorean su calaña moral, su falta de solidaridad, su carencia de neuronas de manera impune y su mala intención.

No me refiero a las legiones de influencers descerebrados, que también hay que darles de comer aparte y que no comprendo cómo tienen seguidores, dada su falta congénita de inteligencia, su distanciamiento de la realidad cotidiana y el hecho de no haber empatado con nadie. Me refiero concretamente a tipos o, más bien, tipejos con responsabilidades políticas.

Por ejemplo:

 

 

Este bufón británico, autoconvertido en nuevo mesías anglicano, se arrogó la potestad de condenar a muerte a miles de compatriotas suyos, el pasado 12 de marzo, descartando medidas drásticas de aislamiento, manteniendo abiertas las escuelas y no clausurando espectáculos públicos, apoyándose, según él, en la opinión de la ciencia, que propugna la “inmunidad de grupo” o, dicho de manera más comprensible, que se contagie hasta la reina de Inglaterra, para que se cree una inmunidad total en el país, después de llenar las morgues de cadáveres.

 

 

La opinión de los científicos, en los que se apoyó el nuevo dios anglicano, no es compartida por otros colegas, por ejemplo, el director de la prestigiosa revista Lancet:

“Boris Johnson alega que están siguiendo la ciencia, y eso no es verdad. La evidencia es clara. Lo que necesitamos son medidas urgentes imponiendo cierres y la distancia social”.

A los listos propugnadores de la inmunización grupal, con Johnson a la cabeza, las muertes de los demás se la traían al pairo, como está mandado, pero, además, no fueron capaces de tener en cuenta el más que seguro colapso de la sanidad británica, que sobrevendría, aumentando el número de muertes, la inseguridad y la falta de atención médica a la población. Iluminación al servicio de ricos y poderosos.

 

 

 

Este diosecillo de pacotilla se declara ferviente admirador del alcalde de la película Tiburón, que mantuvo la playa abierta, frente a las voces, que pretendían impedir el baño: “Desdeñó y anuló todas esas estúpidas regulaciones sobre salud y seguridad y anunció que la gente debía nadar”.

Semejante declaración dejó muy clara su intención de anteponer la economía a la salud de los británicos.

Como muy bien apunta el diario.es, un documento del sistema sanitario británico aseguraba que el brote de coronavirus podía alargarse un año y afectar al 80% de la población, suponiendo la hospitalización de ocho millones de personas.

 

 

A lo mejor, por eso, la falsa deidad británica, once días después de su jactancia, se vio obligado, ante “la mayor amenaza que afronta el país desde hace décadas”, a declarar, con el rabo entre las piernas, el confinamiento obligatorio de la población, al menos durante tres semanas.

A día de hoy, en el Reino Unido se han producido 8164 casos con 423 fallecidos.

Otros vendrán que bueno te harán, pensará este energúmeno, después de la salida de pata de banco del trozo de acémila este, cuyo mensaje no tiene desperdicio.

 

 

«Las personas mayores preferirían morir antes que dejar que Covid-19 hunda la economía de EEUU»

Este mamarracho malintencionado es vicegobernador de Texas y, probablemente, rico por su casa. Por eso, este falso patriota, que apela al sacrificio de los demás en beneficio de la riqueza, no tendría problema alguno para adquirir un traje blindado de astronauta para pasearse por las calles, apartando los cadáveres del gran porcentaje de los millones de estadounidenses sin seguro médico, que el Covid-19 se llevaría por delante. Lo que no ha dejado muy claro si el septuagenario presidente de su nación debería formar parte de los abuelos sacrificados.

 

https://as.com/tikitakas/2020/03/25/videos/1585121659_980446.html?autoplay=1

 

Lo cierto es que poco podía esperarse de acólitos de un jefe zafio, prepotente e ignorante hasta la médula.

 

 

Sería cansino enumerar el amplio ramillete de sus nefastas intervenciones, algunas de las cuales quedarán para los anales del periodismo.

Al principio, se tomó a chunga todo lo relacionado con el Covid-19, se dirigió a él de forma despreciativa, calificándolo de virus chino, haciendo una comparación con los accidentes de tráfico: “No porque ocurran, decimos a la gente que no conduzca”.

Cuando alguien le chivó las conclusiones de un estudio del Imperial College de Londres,  que calculaba que,  en caso de no tomarse medidas, la pandemia dejaría  más 2 millones de muertos en Estados Unidos, cambió su discurso y se convirtió en el epidemiólogo mayor del reino, dando luz verde al confinamiento, a regañadientes, eso sí, con la boca pequeña, porque, pese a las advertencias de la OMS, no está dispuesto a dar su brazo a torcer, como si fuese don erre que erre.

La OMS advierte de que Estados Unidos será el nuevo “epicentro del coronavirus” mientras Trump busca rebajar medidas

El inefable ignorante está que se muerde las uñas, viendo que los ricos también lloran y pueden llorar más.

“Podemos distanciarnos socialmente y volver a trabajar, lavándonos más las manos”, reclama en un editorial de The Wall Street Journal: “Ninguna sociedad puede salvaguardar la salud pública por mucho tiempo a costa de la economía”.

El que avisa no es traidor. En este caso, es exterminador.

En España, ha habido en los últimos días varios ejemplos de poca lucidez política. El Partido Popular ha acaparado algunas declaraciones y algunas actitudes, que han dejado mucho que desear. Más que calificarlas, hoy, quiero hacerme eco de la carta que Marciano Sánchez Bayle remitió a la presidenta de la comunidad de Madrid, el pasado día 18, porque me parece racional y coherente y creo que se debe defender de ataques, como el que le dedica Pío Moa, que parece compartir torre de marfil con algún que otro iluminado, siempre con descalificaciones en la punta de la lengua.

 

 

Conocí personalmente a Marciano Sánchez, a finales de los ochenta. Mantuvimos una reunión en Alicante, porque él quería relanzar aquí la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, que había tenido gran importancia, pero que se había ido disolviendo, a consecuencia de su fagocitación por las estructuras del poder. Le deseé mucha suerte, pero mi natural inclinación grouchiana a no formar parte de un club que admitiese a miembros como yo, me hizo desechar la posibilidad de una nueva aventura asociativa. No obstante, en aquel único contacto me pareció una persona honesta. Ahora, el inefable Pío Moa, lo acusa de podemita, No sé si lo será o no, ni tampoco me importa. Lo importante es dar a conocer su carta.

 

Sra. Presidenta de la Comunidad de Madrid

Si podría calificar de inapropiados o inadecuados determinados comportamientos de algunos miembros del Partido Popular, se me acaban los calificativos para la iniciativa, propuesta por VOX, que parece no podía dejar pasar la oportunidad de sacar los pies del tiesto, liderando la xenofobia y los planteamientos neofascistas o fascistas de toda la vida.

 

Más que palabras, lo que se escuchan son graznidos.

 

Vox propone que los inmigrantes irregulares paguen por la atención médica durante la alarma

Vox pide quitar la sanidad gratuita a los inmigrantes, mientras dure el estado de alarma

 

Este mensaje merecería ya desaprobación por su alto contenido sectario y deshumanizado, que se ceba con los más desfavorecidos, destapando ideologías xenófobas y totalitarias, que condenan al exterminio. Pero es que, además, revela un total desconocimiento en el manejo de temas de salud pública. Los inmigrantes, a los que se refiere ese despreciable mensaje no solo no tienen papeles, tampoco tienen dinero ni, probablemente, dónde caerse muertos. Si el señor Abascal y los suyos pretenden convertirse en cobradores del frac, lo único que conseguirían sería que los inmigrantes que enfermasen no acudiesen a los centros sanitarios, al no poder pagar los servicios. Esta situación, lejos de detener la expansión de la epidemia, provocaría focos activos de contagio, que la propagarían.

Si los “listos” malintencionados volasen, taparían la luz del sol y no la dejarían brillar nunca.

 

 

 

Antes de continuar con IMPRESCINDIBLES, me hago eco de la iniciativa de la editorial ECU.

Quien esté interesado en la adquisición de una de mis novelas puede pinchar el enlace y será redireccionado a la página de la editorial. 

 

https://www.editorialecu.com/libros/autor/andres-botella-soria/

 

Vertical y Horizontal:

 

 

El modesto booktráiler, que hice, lo podéis ver aquí:

 

 

 

Hormigas en Sincairén:

 

El modesto booktráiler, que hice, lo podéis ver aquí:

 

 

La sombra naranja de la tarde

 

 

 

 

El modesto booktráiler, que hice, lo podéis ver aquí:

 

 

 

THRILLERS

 

21.- EL PADRINO II (Francis Ford Coppola, 1974)

 

TÍTULO ORIGINAL: The Godfather: Part II

 

 

SINOPSIS

Continuación de la historia de los Corleone por medio de dos historias paralelas: la elección de Michael como jefe de los negocios familiares y los orígenes del patriarca, Don Vito Corleone, primero en su Sicilia natal y posteriormente en Estados Unidos, donde, empezando desde abajo, llegó a ser un poderosísimo jefe de la mafia de Nueva York. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Desde mi punto de vista, raro caso en el que una secuela es superior a la película que la origina. Mayor consistencia y mejor ritmo narrativo, en el que no falta el colosal montaje paralelo del final.

 

CALIFICACIÓN: 4’5

 

22.- ATLANTIC CITY (Louis Malle, 1980)

 

TÍTULO ORIGINAL: Atlantic City

 

 

SINOPSIS

A Lou Pascal (Burt Lancaster), un viejo gángster de poca monta que consigue algún dinero con las apuestas, lo mantiene en realidad la viuda de su antiguo jefe. En el mismo edificio que él vive Sally (Susan Sarandon), una atractiva mujer aspirante a croupier cuyo cuerpo lo tiene obsesionado. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Una visión amarga, no desprovista de humor, de los perdedores, que se enfrentan a una realidad bastante lejana a sus sueños. Un gran film.

CALIFICACIÓN: 4

 

23.- COTTON CLUB (Francis Ford Coppola, 1984)

 

TÍTULO ORIGINAL: The Cotton Club

 

 

 

SINOPSIS

América, años veinte. El Cotton Club es el night club de jazz más famoso de Harlem (Nueva York). Su historia es la historia de la gente que frecuenta el local: Dixie Dwyer (Richard Gere), un atractivo trompetista que busca el éxito y cuya suerte cambia radicalmente cuando salva la vida del gángster Dutch Schultz; Sandman Williams (Gregory Hines), un brillante bailarín negro que sueña con convertirse en estrella, o Vera Cicero (Diane Lane), la novia de Dutch Schultz, una joven bella y ambiciosa cuya vida corre peligro debido a la pasión prohibida que siente por Dixie. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Film evocador y nostálgico, extraordinariamente ambientado y dirigido. Como le ocurre a varias películas de Coppola, mejora con cada visión. Un film más que notable.

CALIFICACIÓN: 3’5

 

24.- ÉRASE UNA VEZ EN AMÉRICA (Sergio Leone, 1984)

 

TÍTULO ORIGINAL: Once Upon a Time in America

 

 

SINOPSIS

Principios del siglo XX. David Aaronson, un pobre chaval judío, conoce en los suburbios de Manhattan a Max, otro joven de origen hebreo dispuesto a llegar lejos por cualquier método. Entre ellos nace una gran amistad y, con otros colegas, forman una banda que prospera rápidamente, llegando a convertirse, en los tiempos de la Ley Seca (1920-1933), en unos importantes mafiosos. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Sin duda, el mejor film de Leone. Gran ejercicio narrativo, resuelto con maestría con algunas secuencias magníficas. Espléndidas interpretaciones y colosal banda sonora.

CALIFICACIÓN: 4

 

25.- CASA DE JUEGOS (David Mamet,1987)

 

TÍTULO ORIGINAL: House of Games

 

 

SINOPSIS

La doctora Margaret Ford, una eminente psiquiatra con una vida personal poco excitante, tiene un joven paciente que se ha metido en un buen lío: debe 25.000 dólares a unos individuos que están dispuestos a eliminarlo si no salda la deuda. Esa misma noche la doctora acude a un local llamado la “Casa de juegos” con la intención de pagar la deuda de su paciente y conoce a Mick, un elegante timador profesional por el que se sentirá atraída. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Guion inteligente, que se traduce en un thriller brillante, conducido por Mammet de manera efectiva y no efectista. Un gran film.

CALIFICACIÓN: 4

 

26.- EL PADRINO III (Francis Ford Coppola, 1990)

 

TÍTULO ORIGINAL: The Godfather: Part III

 

 

SINOPSIS

Michael Corleone, heredero del imperio de don Vito Corleone, intenta rehabilitarse socialmente y legitimar todas las posesiones de la familia negociando con el Vaticano. Después de luchar toda su vida se encuentra cansado y centra todas sus esperanzas en encontrar un sucesor que se haga cargo de los negocios. Vincent, el hijo ilegítimo de su hermano Sonny, parece ser el elegido. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Pese a los varapalos que recibió, según mi opinión está a la altura de sus predecesoras en la saga. Su guion resulta muy interesante. Para mí, tiene el mejor montaje paralelo final de las tres.

CALIFICACIÓN: 4

 

27.- RESERVOIR DOGS (Quentin Tarantino, 1992)

 

TÍTULO ORIGINAL: Reservoir Dogs

 

 

SINOPSIS

Una banda organizada es contratada para atracar una empresa y llevarse unos diamantes. Sin embargo, antes de que suene la alarma, la policía ya está allí. Algunos miembros de la banda mueren en el enfrentamiento con las fuerzas del orden, y los demás se reúnen en el lugar convenido. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Para mí, la única gran película de Tarantino. Excelente guion, que se consolida en un gran ejercicio narrativo. Potente, violenta y arrolladora. Brillante.

CALIFICACIÓN: 4

 

28.- LA MUERTE Y LA DONCELLA (Roman Polanski, 1994)

 

TÍTULO ORIGINAL: Death and the Maiden

 

 

SINOPSIS

En un país imaginario que acaba de sufrir una terrible dictadura, viven Paulina Escobar y su marido Gerardo, un prestigioso abogado. Una noche, Gerardo se presenta en casa con un hombre cuyo coche ha sufrido una avería… (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Thriller escalofriante de gran intensidad dramática. Excelente dirección y espléndidas interpretaciones. Muy interesante.

CALIFICACIÓN: 4

 

29.- SOSPECHOSOS HABITUALES (Bryan Singer, 1995)

 

TÍTULO ORIGINAL: The Usual Suspects

 

 

SINOPSIS

Dave Kujan (Chazz Palminteri), un agente especial del servicio de aduanas de Estados Unidos, está investigando las causas del incendio de un barco, en el puerto de San Pedro de Los Ángeles, que provocó 27 víctimas mortales, aunque todas parecen haber sido asesinadas. Su única fuente de información es Roger Kint (Kevin Spacey), un estafador lisiado que sobrevivió al incendio. En comisaría, Kint cuenta que todo comenzó seis semanas antes en Nueva York, cuando cinco delincuentes, cinco “sospechosos habituales”, fueron detenidos para una rueda de reconocimiento relacionada con el robo de un camión de armas… (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Probablemente un referente obligado en el Thriller de los noventa. El espectador es en todo momento una mosca atrapada en la tela de araña por la que se desliza Kevin Spacey. Brillante.

 

CALIFICACIÓN: 4

 

30.- MYSTIC RIVER (Clint Eastwood, 2003)

 

TÍTULO ORIGINAL: Mystic River

 

 

SINOPSIS

Cuando Jimmy Markum (Sean Penn), Dave Boyle (Tim Robbins) y Sean Devine (Kevin Bacon) eran unos niños que crecían juntos en un peligroso barrio obrero de Boston, pasaban los días jugando al hockey en la calle. Pero, un día, a Dave le ocurrió algo que marcó para siempre su vida y la de sus amigos. Veinticinco años más tarde, otra tragedia los vuelve a unir: el asesinato de Katie (Emmy Rossum), la hija de 19 años de Jimmy. A Sean, que es policía, le asignan el caso; pero también tiene que estar muy pendiente de Jimmy porque, en su desesperación, está intentando tomarse la justicia por su mano. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Excelente film de Eastwood, reforzado por las impresionantes interpretaciones de los actores. Como en el cartel publicitario, una cosa somos nosotros y otra, nuestro reflejo, especialmente si el pasado oculta algo.

 

CALIFICACIÓN: 4’5

 

IMPRESCINDIBLES CONTINUARÁ CON LA SELECCIÓN DE WESTERNS…