AL FINAL DE ESTE POST, CONTINUACIÓN DE CINE NEGRO  EN IMPRESCINDIBLES.

 

Verbena

 

Se ha acabado agosto, el mes en el que tradicionalmente imperan las verbenas en pueblos, barrios e incluso urbanizaciones playeras.

 

 

Imágenes como esta, aderezadas por la banda sonora de la canción “Fiesta” de Serrat, forman parte de la memoria colectiva de aquellos que aún seguimos empeñados en recordar.

Las verbenas eran el pan nuestro de cada día o, mejor dicho, de cada noche. Es de suponer que, en la actualidad, aquellas costumbres de gentes de cien mil raleas de compartir tortilla y lo que se terciase hayan quedado anticuadas. Probablemente, sean otras cosas las que se compartan ahora. Hace tanto que no voy a una fiesta popular, que sería un atrevimiento pontificar al respecto.

Además de las verbenas, agosto tiene una característica asociada, desde tiempos inmemoriales. Es un mes inhábil, en el que se quedan suspendidas las actividades del país, tanto desde el punto de vista administrativo como del político. Increíble, pero cierto.

 

 

No es que vaya a entrar en el ridículo debate de si los políticos tienen derecho o no a vacaciones, que, por supuesto, creo que sí, pero habría convenido que tirios y troyanos hubiesen ajustado determinados plazos de otra manera, para no dar la sensación al ciudadano de a pie de una suspensión de funciones políticas e incluso cerebrales, en un momento muy delicado, sobre todo, si tenemos en cuenta las expectativas generadas entre la población.

Lo que ha quedado meridianamente demostrado es el bajo nivel de nuestros políticos, que se comportan como hooligans furibundos de clubes de fútbol (quizá el Percebe FC y el Pedrusco CF del inolvidable “Pepe, el hincha”) o, quizás, como presidentes destarifados de equipos sin importancia, olvidando que en teoría son hombres de estado. Visto lo visto, su único estado es la soberbia, la intransigencia,  la intolerancia y, lo que es peor, la falta de capacitación.

 

 

Sin duda, se consideran las estrellitas de sus respectivos equipos. Son ellos los que deben ver escritos sus nombres con letras de oro, son los destinados a la gloria y al triunfo, aunque tengan que hipotecar principios y variar rumbos ideológicos para pasar por encima de los intereses de la nación, que, dicho sea de paso, les importan un comino. Todo lo que no sea que los focos de la prensa les ilumine solo a ellos no tiene la menor importancia. Están empeñados en ganar el partido a cualquier precio, cueste lo que cueste, trampas incluidas. Solo vale ganar, aunque sea de penalti injusto en el último minuto. Su obsesión les hace carecer de sentido común.

Por eso, unos y otros, se han ido de verbena en este pasado mes.

 

La izquierda, término con el que periodistas y sesudos analistas de proliferación constante pretenden aglutinar lo que parece de difícil y enteléquica cohesión, desaprovechó en julio la primera de las oportunidades de conformar un gobierno de ideología progresista. Tal vez, y la verdad es que no me extrañaría, no se les presente otra ocasión. Han permitido que esa posibilidad se haya precipitado al desagüe del fregadero y haya acabado convertida en pasto de aguas residuales.

Me viene a la cabeza aquello de que las estirpes, condenadas a cien años de soledad, no volverán a tener otra oportunidad sobre la tierra.

¿Quienes pagaremos los platos rotos? Aquellos que deseábamos un gobierno progresista, especialmente, quienes no militamos en ninguno de esos dos partidos, que no han cesado de jugar con fuego y, de paso, con la inteligencia de algunos.

Se me antoja que la posibilidad de acuerdo entre ambas formaciones tiene un más que difícil futuro. Como consecuencia, un hipotético gobierno progresista, en estos momentos, suena a fuegos de artificio. Estos fuegos artificiales serán el último acto de la verbena, a la que ambas formaciones se han entregado en cuerpo y alma, después de la investidura fallida.

 

 

No voy a entrar en el juego de culpabilizar a Perico o a Palito. Lo mismo me da, que me da lo mismo. Cada cual habrá sacado sus propias conclusiones, tras analizar las posturas y declaraciones verbeneras de unos, de otros y de los de más allá.

Hay cosas que se caen por su propio peso. Por ejemplo, el rechazo de Unidas Podemos a la última oferta de gobierno de coalición. Da igual que pretendan vendernos una burra a piezas. Según mi opinión, se trata de un acto irresponsable y majadero. Las declaraciones de los responsables máximos de la formación, al respecto de importancias y contenidos, solo han sido excusas de mal pagador, excusas poco presentables.

Le han dado calabazas al PSOE dos veces, siempre a costa de nombres y sillones. Mal rollo, que alimenta reticencias y desconfianzas socialistas, expuestas con claridad ahora sobre la mesa, dinamitando cualquier posibilidad de acuerdo.

 

Por otra parte, el veto personal en julio, a la entrada en el gobierno de la cabeza visible de Unidas Podemos, ocupa un lugar de honor en los anales del surrealismo. La aceptación por parte de Pablo Iglesias, catalogada como un gesto por algunos, a mí, también me lo parece, pero surrealista, por supuesto.

La reiterada insistencia del propio presidente y de otros pesos pesados, también en funciones, en la negativa a la conformación de un futuro gobierno de coalición en septiembre, cierra las puertas a cal y canto a la entrada de miembros de Unidas Podemos en el ejecutivo.

Es de suponer que, tras el tórpido escozor, provocado por aquella segunda abstención en investidura, la decisión se tomase de manera inapelable. Si no hay confianza, apaga y vámonos. 

La actuación del PSOE desde ese momento, incluidas las consultas a la sociedad civil (que no vota en la investidura, por cierto, si no han cambiado las normas) ha sido un enorme ejemplo verbenero. Los negociadores son tan guays como los espartanos. Por eso, van a proponer, a estas alturas, trescientas medidas para resistir en el paso de las Termópilas.

 

 

Si está todo el pescado vendido, ¿resulta sensata esta parafernalia absurda? ¿Es necesaria su prolongación hasta la tercera semana de septiembre? ¿Esto es lo que les importamos los españoles a nuestros políticos, señores de azul incluidos? 

Todo queda resumido en un  “Si no mando yo, que os den por culo. A todos los demás, quiero decir”. Ese es el comportamiento general. Por eso, todos ellos se precipitan a la plaza del pueblo para participar en el baile de la verbena o para animarla convenientemente. Todos reivindican el espíritu verbenero. Todos se echan la culpa, entre sí, del desembarco de una nueva convocatoria electoral (serpiente de aviesas intenciones). Pero los que ya somos mayores sabemos que la culpa es del cha-cha-chá.

 

Personalmente, no me parece de recibo que se desperdicie otra oportunidad de conformar un gobierno progresista, pero el espíritu verbenero se ha apoderado de las conciencias. Así que, como decía la canción, malos tiempos para la lírica.

Lo lamentable es comprobar la soberbia de estos individuos, que únicamente buscan su perpetuación por encima de sus propios partidos. Pagados de sí mismos, parecen olvidar que las elecciones las carga el diablo. A veces, con pólvora. Otras, con salvas de fogueo.

 

 

Antes de continuar la selección de CINE NEGRO , incluyo en el blog la iniciativa de la editorial ECU.

Quien esté interesado en la adquisición de una de mis novelas puede pinchar el enlace y será redireccionado a la página de la editorial. Además, con este sistema, el comprador se verá beneficiado con un 10% de descuento.

 

Vertical y Horizontal:

 

https://www.editorial-club-universitario.es/libro.asp?ref=3121&asoc=51

 

El modesto booktráiler, que hice, lo podéis ver aquí:

 

 

 

Hormigas en Sincairén:

 

https://www.editorial-club-universitario.es/libro.asp?ref=10151&asoc=51

 

El modesto booktráiler, que hice, lo podéis ver aquí:

 

 

CONTINUACIÓN CINE NEGRO

 

 

11.- LA DAMA DE SHANGAI (Orson Welles, 1947)

 

TÍTULO ORIGINAL: The Lady From Shanghai

 

 

SINOPSIS

Michael O’Hara (Orson Welles), un marinero irlandés, entra a trabajar en un yate a las órdenes de un inválido casado con una mujer fatal (Rita Hayworth) y queda atrapado en una maraña de intrigas y asesinatos. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Primera y brillante incursión de Welles en el género, con la construcción de una de las más grandiosas mujeres fatales. Antológica secuencia en la galería de espejos.

 

CALIFICACIÓN: 4

 

12.- RETORNO AL PASADO (Jacques Tourneur, 1947)

 

TÍTULO ORIGINAL: Out of the Past

 

 

SINOPSIS

Jeff Bailey, un antiguo detective, posee una gasolinera en un pequeño pueblo, donde lleva una vida tranquila y sencilla. Sus amores son la pesca y una joven con la que quiere casarse. Inesperadamente, recibe la visita de un viejo conocido que le anuncia que el jefe quiere verlo. Bailey se ve entonces obligado a contarle a su novia su turbio pasado. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Excelente retrato de la mujer fatal y las consecuencias de sus acciones en medio de personajes ambivalentes abocados al pesimismo.

 

CALIFICACIÓN: 4

 

13.- LA SENDA TENEBROSA (Delmer Daves, 1947)

 

TÍTULO ORIGINAL: Dark Passage

 

 

SINOPSIS

Un hombre (Bogart) que ha sido injustamente encarcelado por el asesinato de su mujer escapa de la prisión con la intención de probar su inocencia. Una atractiva desconocida (Bacall) le presta ayuda, porque su padre también fue víctima de un error judicial. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Delmer Daves dirige de forma enérgica y efectiva esta adapatación de una novela de Goodis, apoyándose en la pareja protagonista. Interesante.

CALIFICACIÓN: 3’5

 

14.- LOS AMANTES DE LA NOCHE (Nicholas Ray, 1948)

 

TÍTULO ORIGINAL: They Live by Night

 

 

SINOPSIS

El joven Bowie acaba de escapar de prisión con otros dos reclusos. En la guarida donde se refugian vive Keechie, una joven que pronto se siente atraída por él. Poco después de atracar un banco con sus compinches, sufre un accidente de tráfico que complica la situación: uno de sus colegas se da a la fuga después de disparar a un policía que acudía a socorrerlos. En el coche accidentado la policía encuentra la pistola de Bowie, que se ve obligado a emprender una huida sin rumbo fijo en compañía de Keechie. Una noche, viajando en autobús, aprovechan una parada para casarse. Más tarde alquilan una cabaña en la montaña con la esperanza de poder vivir en paz. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Romanticismo, teñido de un negro fatalismo, en una obra redonda de Ray, dirigida impecablemente con gran vigor e intensidad. Muy interesante.

CALIFICACIÓN: 4

 

15.- CAYO LARGO (John Huston, 1948)

 

TÍTULO ORIGINAL: Key Largo

 

 

SINOPSIS

 Frank McCloud (Humphrey Bogart) es un veterano de guerra que viaja a Cayo Largo, en Florida, para visitar al padre (Lionel Barrymore) y a la viuda (Lauren Bacall) de un compañero muerto en combate. Pero su estancia se complica, ya que en su hotel se aloja también una banda de gángsters que, aprovechando una fuerte tormenta, los toman como rehenes. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Gran film de Huston. Considerable fuerza dramática y excelentes interpretaciones.

CALIFICACIÓN: 4

 

16.- LA CIUDAD DESNUDA (Jules Dassin, 1948)

 

TÍTULO ORIGINAL: The Naked City

 

 

SINOPSIS

Una calurosa madrugada neoyorkina la modelo Jean Baxter es asesinada a sangre fría por dos hombres. El teniente de homicidios Daniel Muldoon (Barry Fitzgerald) se hace cargo del caso con la ayuda de un joven y competente detective, Jimmy Halloran (Don Taylor). Mientras los policías tratan de desentrañar los motivos que condujeron a la muerte de la chica y de encontrar a sus asesinos, la vida cotidiana sigue como si tal cosa en el corazón de la populosa urbe. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Gran tensión dramática, bajo el filtro de la cotidianeidad. Un gran film.

CALIFICACIÓN: 4

 

17.- EL PODER DEL MAL (Abraham Polonsky, 1948)

 

TÍTULO ORIGINAL: Force of Evil

 

 

SINOPSIS

Joe Morse trabaja como abogado para Ben Tucker, un hombre que se ha enriquecido gracias al clandestino e ilegal negocio de las apuestas. Pero para asegurarse el monopolio de esta actividad necesitan dar un golpe que implique la desaparición de todas las pequeñas casas de apuestas. Casualmente, una de ellas la dirige el hermano de Morse. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Sobriedad y oscuridad, junto a una gran tensión dramática, originada por la fuerza del destino. Muy interesante.

CALIFICACIÓN: 4

 

18.- AL ROJO VIVO (Raoul Walsh, 1949)

 

TÍTULO ORIGINAL: White Heat

 

 

SINOPSIS

Después de asaltar un tren que transportaba 300.000 dólares y asesinar a los maquinistas, Cody Jarret y su banda huyen con el dinero, pero son perseguidos por agentes federales que sospechan que Cody es el autor del robo. Una vez preparada una coartada perfecta, Cody se entrega a la policía y es condenado sólo a dos años de prisión; sin embargo, los agentes del Tesoro, convencidos de que fue el cerebro del asalto, le tienden una trampa. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Enorme film de ritmo ágil y gran contenido. James Cagney en la cima del mundo. Soberbia.

 

CALIFICACIÓN: 4

 

19.- MERCADO DE LADRONES (Jules Dasin, 1949)

 

TÍTULO ORIGINAL: Thieves’ Highway

 

 

SINOPSIS

Nick Garcos, un camionero que se gana la vida transportando fruta en durísimas condiciones, decide no someterse a las presiones de los dirigentes de sindicatos mafiosos que en su día estafaron y mutilaron a su padre. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Gran film sobre el mundo del transporte con la denuncia de la corrupción flotando en la línea argumental. Sorprendente.

 

CALIFICACIÓN: 4

 

20.- EL DEMONIO DE LAS ARMAS (Joseph H. Lewis, 1950)

 

TÍTULO ORIGINAL: Deadly Is the Female / Gun Crazy

 

 

SINOPSIS

Bart Tare es un hombre obsesionado desde niño con las armas. Cuando conoce a Annie, una mujer fatal, se deja arrastrar al mundo del crimen. Unidos por su afición a las armas, la relación de la pareja desemboca, entre atraco y atraco, en un torbellino de pasiones y situaciones peligrosas. (FILMAFFINITY)

COMENTARIO PERSONAL

Excelente film de bajo presupuesto y gran intensidad narrativa, dirigido con inteligencia. Inspirado, según dicen, en la famosa pareja Bonnie y Clyde.

CALIFICACIÓN: 4

 

CONTINUARÁ . . .

 

 

 

Anuncios