Después de mes y medio de silencio en este blog, me sacudo la pereza de encima para asomarme a esta ventana que tan gratificante me ha resultado siempre.

Es cierto que la velocidad con la que el tiempo nos hace caer en su trampa puede llegar a producir cierto vértigo catatónico que, en ocasiones, inmoviliza las ideas y nos hace caer en el pesimismo.

Entonado el mea culpa, voy a resumir dos o tres cosas que en estos días, merecieron que les dedicara mi tiempo. No lo hice en su momento y los acontecimientos se desencadenaron uno detrás de otro, condenándome al silencio.

Obituario

 

cohen02

 

La única desaparición ocurrida estos días  que me ha producido tristeza de verdad.

Cuando Leonard Cohen comenzó su carrera musical, yo apenas tenía trece años, por lo que tardé un tiempo en encontrarme con el sususuro de su poesía y la belleza y perfección intimista de sus canciones, que tantos sentimientos despertaron en mí, a lo largo de todos estos años.

Sólo conocía el maravilloso trío de ases compuesto por Suzanne, So long Marianne The Partisan, cuando me quedé literalmente clavado en la butaca del cine, al ver la película de Altmam, Los vividores (McCabe and Mrs. Miller, 1971) y escuché la banda sonora que contenía las canciones de Leonard Cohen: “The Stranger Song”, “Sisters of Mercy” y “Winter Lady”.

 

los-vividores

 

A partir de ahí, las canciones de Leonard Cohen se convirtieron para mí en unas compañeras  inseparables, poniendo voz a la música que flotaba alrededor de mi vida.

No encontré otra forma mejor de agradecérselo que incluir doce de sus canciones en mi proyecto “Canciones del siglo pasado”.

Quiero volver a rendirle tributo, susurrándole un so long Leonard,  y volviendo a traer aquí esta Suzanne que tuve el placer de subtitular para las canciones del siglo pasado.

 

 

No puedo dejar de recordar la muerte de Fidel Castro por motivos obvios, ya que, sin lugar a dudas fue una de las figuras políticas más importante del pasado siglo y un referente de la revolución que planeó sobre América latina.

 

TORONTO, ON: Fidel Castro. Photo taken by Boris Spremo/Toronto Star Feb. 1, 1976. (Boris Spremo/Toronto Star via Getty Images)

 

Siempre reconocí los méritos que tuvo y, sobre todo, lo que consiguió en Cuba, pese a la presencia cercana de Estados Unidos y el bloqueo constante que sufrió. Pero mi visión crítica sobre el propio personaje y, en especial, sobre la falta de libertades en su país, me ocasionó varios enfrentamientos con amigos que eran y siguen siendo mucho más mitómanos que yo.

Además, nunca he soportado a aquellos que se perpetúan en el poder y que, además, lo hacen justificando ante sus compatriotas y ante el mundo entero que las cosas no pueden ser de otra manera.

Es cierto que el imperialismo yanki era un enemigo demasiado poderoso y que Fidel Castro logró plantarle cara y no salir derrotado e incluso resultar vencedor en algunas ocasiones, pero eso no justifica la borrachera de megalomanía que presidió gran parte de su vida.

“La historia me absolverá”, dijo hace sesenta y cuatro años. Depende de quién la escriba y de dónde se ponga el acento. Nadie está libre de pecado, y todos podemos ser apedreados.

Lo que sí hará la historia es colocar a cada cual en su sitio.

 

fidel01

 

Menos relevancia que los anteriores, tuvo la alcaldesa de España, que también nos dejó a finales del pasado mes de noviembre, aunque también merece un hueco en este obituario. Quizá menos ella y más sus repentinos contritos excompañeros de partido, que primero aplaudieron la decisión de obligarla a dejar el partido y luego se mostraron como plañideras, llorando a moco tendido su muerte, componiendo uno de los ejercicios más rastreros de hipocresía de cuantos he presenciado.

 

rita-barbera04

 

Especialmente beligerante se mostró Rafael Hernando, llamando hienas a periodistas y a todo bicho viviente, atreviéndose incluso a responsabilizarles de la muerte de la aforada senadora, sin ser capaz de entonar el mea culpa por el comportamiento que el Partido Popular y determinados miembros del mismo tuvieron el cinismo de protagonizar, alcanzando las más altas cotas de la baja estofa.

La basura verbal del prepotente y olvidadizo elemento que escupe sus miserias a los cuatro vientos quedó al descubierto en la entrevista del 14 de febrero en El Objetivo. Allí, este impresentable personaje dijo textualmente: “Yo no puedo responder por la señora Rita Barberá. Que responda ella. Yo no soy responsable de lo que hace la señora Barberá. Si me va a preguntar usted, pregúnteme usted, por favor, por otras ochocientas mil personas afiliadas a mi partido que son absolutamente honestas…

 

 

Después de dar a entender de forma patente que pensaba que la señora Barberá no era absolutamente honesta, cuando ésta falleció, se rasgó las vestiduras y cargó contra todo lo que se movía, como si fuese una especie de ángel justiciero con alas de guardarropía. Se necesita ser… (que cada cual coloque el, calificativo  que crea que define mejor a semejante personaje).

No hay peor cuña que la de la misma madera. Parece que en todas partes cuecen hienas, aunque algunas son mucho peores que otras.

Veremos lo que dice el señor Hernando, o detrás de quién se esconde cuando estalle lo que ya se conoce como  el Ritagate.

 

El PP de Valencia se valió de donaciones encubiertas para pagar un mitin de Rajoy

 

RitaGate: Historia de un dopaje electoral

 

A la difunta Rita Barberá, poco le importaba la opinión de adversarios políticos, periodistas y electorado en general. Lo que seguramente sí le importaba era el trato al que la estaban sometiendo los que hasta hacía muy poco le habían comido los mocos. Tu quoque Brute, fili mi!

 

VALENCIA 15/3/16 Política. Rita Barberá. Blanqueo de capital La ex alcaldesa de Valencia y actual senadora del PP, Rita Barberá, comparece ante los medios de comunicación, con motivo de la apertura del secreto de sumario de una parte de la Operación Taula. FOTO MIGUEL LORENZO

 

El gran carnaval

 

Ahora que el extraordinario Kirk Douglas ha cumplido cien años, manteniendo una cabeza privilegiada, además de congratularme por ambas cosas, no tengo más remedio que recordar y recomendar la extraordinaria película de Billy Wilder, en la que participó.

 

el_gran_carnaval

 

Un nutrido elenco de la prensa española ha dejado en mantillas al personaje interpretado por el gran actor. Me refiero a la legión de malos profesionales que no ha sido capaz de contrastar una noticia, antes de vomitársela encima a los consumidores de desgracias ajenas, ni de investigar al respecto, paseando la caridad de baratillo por platós, revistas y periódicos sin el menor rigor exigible a profesionales.

 

nadia

 

Cuando uno escribe o convierte en noticia lo que se le pone en la punta de ya sabemos dónde, lo menos que puede hacer es recurrir a algo más serio que Wikipedia. Un periodista no tiene por qué ser un experto en Tricodistrofia, pero a lo que está obligado es a documentarse y a comprobar la veracidad de lo que está elevando a los altares de la opinión pública, especialmente cuando puede provocar, como ha hecho, la generación de un caudal recaudatorio de dinero solidario.

En una serie televisiva sobre el mundo del periodismo americano, se decía que para publicar una noticia necesitaban la confirmación de dos fuentes. Aquí, también lo han hecho. Una fuente era Cibeles y la otra, Neptuno.

Se han comportado como patanes o como arpías insaciables. Su forma de proceder  ha dejado al descubierto la calidad y los entresijos de un grueso volumen del periodismo patrio.

Ya sabemos con quién nos la jugamos. Lo malo es que no se quedarán solos en la mierda de circo que han creado.

 

La princesa de Heliópolis

 

susana

 

Sin el parche en el ojo ni la insidiosa y profusa vida sexual de doña Ana Mendoza de la Cerda, la tortuosa regidora de los destinos políticos de Andalucía, me parece tan intrigante como la prisionera de Pastrana.

Hasta algunos de los otrora ilustres pesos específicos del antiguo PSOE, hoy PPOE, la postulan como la yegua ganadora de la carrera hacia la secretaría general de la jaula de grillos destarifada en la que han convertido el partido, pisoteando sin vergüenza sus ciento y pico años de historia. Ella se deja querer, jugando al despiste y mareando la perdiz, segura de su futura coronación.

No sé de qué presume esta princesa sin corona, ni qué se ha creído. En la última repetición de las elecciones generales (junio de 2016), el PP derrotó con claridad al PSOE en el inexpugnable feudo de Andalucía (le sacó, además de la lengua, 3 escaños y 99.000 votos).

El PSOE se enzarza en un tradicional debate sobre cuál de su facción es de derechas o de izquierdas o, tal vez, sobre cuál es sosialista antes que marxista. ¡Si Groucho levantara la cabeza!

Cuando consigan tirar el partido al cubo de la basura, llegará Hollywood para contar la hazaña. Sólo tendrá que cambiar de título y protagonistas.

 

eboli

 

Había una vez un circo

 

Eso es en lo que se ha convertido Podemos, en un circo en el que los payasos hacen cada vez menos gracia.

 

payasos

 

A mí, particularmente, me parece lamentable la sucesión de espectáculos funambuleros que han protagonizado los integrantes de las dos facciones que luchan intestinamente y, por lo tanto con muy mal olor, por ser califa en lugar del califa. Porque, al final, todo se reduce a eso. Ni iglesismo ni errejonismo, simple y llanamente asalto al califato.

Después de tanto echar en cara actitudes demoníacas, resulta que la espina de la casta se les ha acabado clavando en la garganta, atravesándola y, de paso, atravesando las ilusiones de millones de personas que confiaban en una savia nueva.

Esto es un resumen de los últimos numeritos.

Afines a Pablo Iglesias acusan a Errejón de dividir Podemos lanzando la campaña #ÍñigoAsíNo

 

Los afines a Pablo Iglesias lanzan la campaña #ÍñigoAsíNo contra Errejón

 

Las bases de Podemos explotan contra Iglesias y Errejón: “Deberíais sentir vergüenza, dais imagen de parvulario”

 

Se necesita ser muy cenutrio para dilapidar las ilusiones y las esperanzas de millones de votantes. Luego, que le pidan explicaciones a la historia.

 

Califa02

 

Feliz Navidad

 

Eso es lo que deseo de corazón a todos los que os acerquéis a dar una vuelta por este blog.

 

Anuncios