Cuando el oráculo omniprepotente habló en una entrevista radiofónica, realizada ante una periodista sorda, muda e interesada sólo en recoger el vómito de la esfinge contra el secretario general de su partido y en pasar por alto su desfachatez, jactancia e impunidad (“Nunca hemos tenido peor resultado en el País Vasco, a pesar de las cosas que hicimos… pá, pá, pá”), dijo el ínclito jarrón chino, sin que la periodista se inmutase siquiera y mucho menos le preguntase a qué se refería, por si acaso),  los cielos se abrieron y la cólera divina se, desparramó sobre los mortales, especialmente sobre el payaso de las bofetadas. El busto parlante mostró su enfado y su perplejidad. Se sentía engañado por el secretario general de su partido que, según él, le había dicho en una conversación privada que se abstendría en la segunda votación de investidura a Marianocodonosor.

Se sentía decepcionada y engañada la criatura.

 

felipe02

 

¿Engañado? ¡Pobrecito! Eso le faculta, según su criterio despótico, para proclamar a los cuatro vientos una revelación hecha en el contexto de una conversación privada. Ejemplar y edificante. Un comportamiento propio del más correveidile de los membrillos.

Como los dinosaurios ya tienen una edad, parece lógico que la memoria les flaquee.

¿Engañado? ¡Qué lástima! Claro que si es cuestión de números, convendría recordarle a este padre putativo de la patria cómo nos quedamos unos cuantos mil, cuando el adalid, sosialista antes que marxista, convirtió en rollos de papel higiénico los folios donde se recogieron los cientos de miles de firmas en contra de la entrada de España en la OTAN.

 

otan01

otan02

 

Eran otros tiempos, supongo que me dirían el interfecto, sus acólitos y los futuros fundadores del PPOE (Partido Popular Oligarca Español). Además, estaba en juego el interés general de España, me dirían también, contándome el cuento del hombre del saco y queriendo meterme el miedo en el cuerpo, de la misma forma burda y cicatera que han empleado ahora.

 

otan03

 

Al no ser militante, simpatizante ni votante socialista, me puedo permitir el lujo de decir que el responsable del declive del imperio socialista es este gurú del PSOE que se convirtió en jarrón chino, según sus propias palabras, y llegó a consejero de Gas Natural, como quien no quiere la cosa, chupando de la teta de las puertas giratorias. Él se encargó de dinamitar su propio partido, que ha ido cuesta abajo en la rodada, desde que el continuo engorde de su monumental ego hizo virutas al PSOE. Él solito lo convirtió en un bonsai, luego se lo zampó como si fuese un brote de brócoli y acabó regurgitando una pasta viscosa, que está a punto de perderse para siempre por el sumidero.

Calladito habría estado mucho más guapo, pero entonces, ¿quién se habría acordado del mastodonte que vive en una jaula dorada de gas? ¿Cómo habría pagado el peaje a los poderes que le han enriquecido? Algo tenía que hacer, aun a riesgo de morderse la lengua al hablar y acabar intoxicado por su propio veneno.

Que con su pan se lo coman, aquellos que lo siguen manteniendo en los altares y acuden en peregrinación a tocarle la chepa, en busca de una suerte que jamás obtendrán. Algunos de los que se han comido hasta el pan han protagonizado uno de los espectáculos políticos más bochornosos que hemos podido contemplar los atónitos españoles. Una lucha intestina que, como su propio nombre indica, huele muy mal. Huele a podrido.

forges

 

En más de una ocasión, he manifestado que Pedro Sánchez debió dimitir tras los resultados de la primera de las elecciones en cadena que hemos padecido. No lo hizo y, si alguien se lo reclamó, pronto se calló, al ver aparecer la Moncloa en la neblina, tras el matrimonio de conveniencia con el veleidoso Rivera, propugnando un no sé qué transversal, que olvidaba los principios más elementales de la izquierda.

Ese olvido le ha costado caro en las urnas. Y mucho más caro le va a costar, porque su problema, a partir de ahora, será un trastorno de personalidad, que le acabará empujando a una profunda crisis de identidad en un corto, muy corto, viaje alrededor de su ombligo.

El espectáculo del pasado fin de semana más que circense, fue esperpéntico.

 

iznogoud

 

Los abstencionistas se han revelado como la avanzadilla del PPOE, cuyos postulados han visto la luz, al amparo de la Comisión Gestante. Su presidente, Javier Fernández, ya ha lanzado un aviso para navegantes: “El ‘no’ al PP sigue vigente”, pero “la peor opción son terceras elecciones”.

La clarividencia de la pancarta de esta foto, ahorra cualquier tipo de comentarios.

 

psoe

 

Amparado en la alternativa “Susto o muerte” el PPOE ya está aquí y ha venido para quedarse. No tardaremos en verle el plumero en el culo a más de uno y de una, por mucho que ahora parezca que estén mareando la perdiz.

ppoe

 

Ya lo dijo antes Raimon: Quien pierde los orígenes, pierde la identidad.

Ahora, Borrell lo ha dicho de otra manera:  “Hay que respetar a los 5 millones que votan PODEMOS, entre otras cosas porque muchos de nuestros hijos están allí”.

Más le hubiese valido al extinto PSOE haberse preguntado mucho antes por qué sus hijos han acabado volviéndole la espalda. A lo mejor, así habrían evitado la irrupción y, desgraciadamente, la más que probable consolidación del PPOE. Sus hijos nunca se lo perdonarán.