Y si es posible, mirando hacia otro lado. En eso consiste la regla de oro del disimulo, aplicada al pie de la letra por un buen puñado de políticos, y que se ha instalado, poco a poco, en nuestra sociedad. “Más vale no meneallo” se ha convertido en un axioma.

El pasado sábado por la noche, asistí, asombrado, a la negación de la intervención española en la guerra de Irak por parte de dos de los tertulianos habituales del programa La Sexta Noche. ¿Estaban mirando hacia otro lado o, simplemente, no miraban?

 

Bajas españolas en Irak: 13 muertos en 14 meses

 

No creo que el ABC bromease con una cosa como ésa.

 

funerales

 

EMBOSCADA A LAS TROPAS ESPAÑOLAS EN IRAK

 

Tampoco creo que lo hiciera El País. Pero por lo visto, ni el señor Marhuenda ni el señor Inda se enteraron. A lo mejor, son de esos que todavía siguen creyendo que el atentado del 11 de marzo en Madrid no fue perpetrado como repuesta a la intervención de España en la guerra de Irak. Probablemente.

El señor Inda aún dio una vuelta de tuerca más. Sólo le faltó decir “Lo pasado, pasado está. Pelillos a la mar”. En el Reino Unido, no opinan igual.

 

Un informe británico acusa a Blair por la guerra en Irak: “Fue una invasión evitable”

 

Un informe oficial acusa a Blair de ir a la guerra de Irak con pruebas “no justificadas”

 

 

PRESIDENTES TONY BLAIR GEORGE BUSH JOSE MARIA AZNAR EN FOTO REUNION DE LAS AZORES 2003 *** Local Caption *** U.S. President George Bush, center, British Prime Minister Tony Blair, left, and Spain's Prime Minister Jose Maria Aznar, right, seen together after arriving at the joint-use Portuguese-U.S. airforce base at Lajes on the island of Terceira in the Azores archipelago Sunday, March 16, 2003 to attend a summit to discuss the crisis with Iraq. (AP Photo/Santiago Lyon)

 

Blair, no sé si por vergüenza torera o por el miedo a futuras querellas, entona el mea culpa y reconoce el error. Sus colegas no están por la labor. El uno calla (luego otorga).

 

Aznar calla y el PP prefiere obviar el informe británico sobre Irak

 

El otro es más audaz.

 
Bush no se arrepiente de Irak: «El mundo es mejor sin Sadam Hussein»

 

No sé a qué mundo se refiere semejante impresentable. Sería conveniente que nos explicase en qué especie de nube sideral está flotando él. O mejor, que nos explique la relación entre la guerra de Irak y la aparición del autodenominado Estado Islámico, tal y como reconoce su querido socio británico.

Vivimos en un mundo tan mejor que uno no puede estar sentado una noche en una terraza sin correr el riesgo de que un comando suicida lo ametralle, antes de inmolarse y provocar una carnicería; un mundo tan mejor que uno no puede pasear, tomándose un helado un día de fiesta, sin correr el riesgo de ser arrollado por un camión de gran tonelaje o por un tren de mercancías.

Ése es el mundo que ustedes nos han legado con su codicia y con sus mentiras. Ustedes han resultado ser las únicas armas de destrucción masiva.

Es increíble que se intente echar tierra sobre el asunto o que se quiera pasar página y que los responsables se marchen de rositas. Es peregrino utilizar la argumentación de “esto ocurrió hace 13 años”. Se ve que hace trece años los mandamases políticos podían desencadenar una guerra, mintiendo a sus ciudadanos. Se ve que sí.

 

Me gustaría que los ciudadanos no les diésemos la razón, pese a los mensajes de ciertos tertulianos, porque, aunque se intente negar la mayor, hubo tropas españolas en Irak. Conviene recordar que estuvieron, puesto que Rodríguez Zapatero las retiró.

En El túnel del tiempo, la novela que he colgado en el blog, dentro de la propia trama de ficción, hay una referencia a la guerra del Golfo, aunque allí es denominada la Guerra de los Tres Golfos.