AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

491.- DON’T GIVE UP (1986)

492.- HOLDING OUT OF A HERO (1986)

493.- LIVING ON A PRAYER (1986)

494.- SMOOTH OPERATOR (1986)

495.- DIGNITY (1987)

 

El cambio es necesario, el miedo no

 

Después de la última demostración británica de para lo que sirven las encuestas de intención de voto, más nos valdría coger todas las publicadas por los distintos medios de comunicación nacionales, tendenciosas o no, teledirigidas o prefabricadas, y condenarlas a la pira funeraria sin excepción.

votantes03

Parece que, en principio, todo el mundo está más o menos de acuerdo en que el votante de derechas es fiel y no suele cambiar ni la intención ni la realidad de su voto, por mucho que se presenten ante sus ojos evidencias incontestables de una gestión de gobierno desastrosa. Podríamos decir que vota de forma visceral y cree a pies juntillas, aleccionado por el aparato propagandístico del poder, que los desmanes de la corrupción son historias de manzanas podridas y no de estructuras políticas. Es, al fin y a la postre, un votante recalcitrante.

Esta actitud se traduce en la garantía de un importante colchón para el Partido Popular, máximo aglutinador de las tendencias derechistas en España, por lo menos hasta el momento.

Por otra parte, hay un núcleo de votantes, menos fundamentalista que el anterior, aunque simpatizante con el poder, a quien otorgó su confianza en las anteriores elecciones y que se siente abrumado y abochornado por el comportamiento del PP. ¿A qué le lleva esto? ¿A retirarle su voto? No, simplemente, a negar su apoyo en las encuestas e, incluso a cacarear su desencanto en público. Al fin y al cabo, si se lo hizo San Pedro a su jefe en tres ocasiones, y luego fue el mandamás de la Iglesia, ¿por qué no iban a seguir semejante ejemplo?

votantes

Luego, este núcleo, en la intimidad de la cabina, se desdirá de su negación y volverá a votar a aquellos que se han estado burlando de él, durante toda la legislatura. Para tranquilizar su conciencia, será capaz de mentir, incluso, en una encuesta a pie de urna.

Estas dos porciones de la tarta de los votantes, evidentemente, le tienen miedo al cambio. Son aquellos que, en la cabecera de sus camas, han esculpido, a sangre y fuego: “Cualquier situación es susceptible de empeorar”. Son aquellos que quieren que nada cambie (aunque pudiera reportarles un beneficio), aquellos que quieren que todo continúe igual en la desigualdad de los privilegios caciquiles. Son aquellos que están dominados por el miedo, sentimiento que se les ha inculcado desde las propias estructuras del poder.

votantes01

En 1982, un partido político arrasó en el panorama nacional con un eslogan, “Por el Cambio”, de evidente actualidad en este 2015.

Felipe

Entonces, la sociedad respondió masivamente a dicha propuesta y se lanzó a ella sin miedo. Los que tengan memoria o quieran recordarlo, deberán reconocer que la situación social, en aquellos momentos, era muy peliaguda y que la sombra de la dictadura todavía planeaba por nuestro cielo. Sin embargo, se arrinconó el miedo y se empuñó la ilusión.

No faltaron los agoreros que pronosticaron la debacle y la vuelta de los demonios con cuernos y tridentes. No ocurrió ni una cosa ni la otra.

Vaya por delante que Felipe González nunca gozó de mis simpatías y que nunca pertenecí a su legión de incondicionales, pero sería absurdo que mis diferencias personales me impidieran reconocer los logros sociales y la transformación de la sociedad española, que se consiguieron bajo su mandato. España no desapareció de la faz de la tierra como sentenciaban los fundamentalistas. El cambio triunfó y lo hizo porque la sociedad se enfrentó a él sin miedo.

En la actualidad, la situación es desastrosa, pese a la contraofensiva gubernamental, plagada de optimistas cifras y porcentajes extrapolables y reducibles. En la comunidad valenciana, especialmente, la desolación es aún mayor, con cotas de corrupción política inimaginables. Los responsables tienen nombre y apellido. Sabemos quiénes son, tanto a nivel personal como político, aunque aún no conocemos auténtica realidad de sus desmanes.

Igual que en el 82, la situación reclama un cambio, institucional, social y político, un cambio que traslade la ilusión renovada de la calle y la haga protagonista de las decisiones políticas. Sin embargo, me da la sensación de que, a diferencia de entonces, ahora la gente tiene miedo.

Me resulta doloroso decirlo, pero creo que, en general hay miedo al cambio. Es cierto que los escribas tendenciosos y tertulianos titiriteros han contribuido a la ceremonia de la confusión, con actitudes grotescas y patéticas, negando evidencias y equiparando delitos a situaciones fiscales legales.

La irrupción de una formación política en la que había cristalizado una gran parte del descontento de la calle resultó muy atractiva para los señores de la tele, que vieron engordar sus audiencias, dando cancha a sus dirigentes en los platós. Cuando la cosa empezó a ir en serio, las expectativas se habían disparado y había renacido la ilusión, los que mueven los hilos echaron el freno y, de paso, toneladas de mierda sobre los que habían estado ensalzando. Se pasaron por el forro aquello de: “Por mucho que se repita una mentira, no se convierte en verdad”.

Pablo Iglesias02

En plena operación de acoso y derribo, los señores de la tele, conscientes de que una gran parte del personal anda mosqueado y mucho más que cabreado, se sacan de la manga una “operación bikini” y le colocan chaqueta y corbata a un descontento con sonrisa de Profidén, que presentan como nuevo, pese a sus diez años de andadura política.

rivera

De repente, el recién nacido líder y a su inmaculada formación dejan de parecer trigo limpio.

Los ‘garbanzos negros’ de Ciudadanos: imputados, falangistas, xenófobos y tránsfugas

 

Falangistas se cuelan en las listas de Ciudadanos en la Región de Murcia

 

En cualquier caso, caiga quien caiga, saque la cabeza de la mierda quien la saque, la labor de los señores de la tele y de sus escribas a sueldo ha conseguido sus frutos. El resultado, desde mi punto de vista, es la confusión, la desilusión y el miedo entre el electorado.

“No sé a quién voy a votar”. Esa es la frase más repetida últimamente. Yo me conformaría con que si se supiese a quién no hay que votar, porque no es de recibo que la comunidad valenciana siga en manos de quienes la han estado estrangulando durante dos décadas. Eso, por lo menos, tendríamos que saberlo.

Como diría el abuelo Cebolleta, en tiempos de los Cipayos, el pueblo se olvidó del miedo, creyó en la ilusión y empuñó el cambio. A mí, me gustaría que ahora ocurriera lo mismo, porque el cambio es necesario, el miedo no.

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

491.- DON’T GIVE UP (1986)

Extraordinario tema de Peter Gabriel, más conocido por los dúos que realizó con diversas cantantes, que por su versión en solitario.

Un alma caritativa subtituló este clip con Kate Bush.

 

 

Dúo con Sinead O’Connor en 1990, en Chile, en un concierto a favor de Aministía Internacional.

 

 

Dúo con Tracy Chapman en 1990, en el concierto tributo a Nelson Mandela.

 

 

Dúo posterior con Paula Cole, subtitulado por un alma caritativa.

 

 

En 1999, Phillip  Noyce dirigió el thriller “El coleccionista de huesos” (The Bone Collector), que incluía la canción en los títulos de crédito finales.

 

EL COLECCIONISTA DE HUESOS

 

El_coleccionista_de_huesos-

 

Para terminar, directo de Peter Gabriel de 1987, en solitario, en Atenas.

 

 

492.- HOLDING OUT OF A HERO (1986)

Otro éxito ochentero de Bonnie Tyler, interpretando un tema de Jim Steinman, que se incluyó en la banda sonora de Footloose, a la que ya hemos hecho referencia.

Posteriormente, la incluyó en su disco de estudio Secret Dreams and Forbidden Fire.

Un alma caritativa subtituló el vídeo oficial.

 

 

En 2004, Andrew Adamson, Kelly Asbury, Conrad Vernon dirigieron Shrek 2, incluyendo la canción en una de sus secuencias.

 

SHREK 2

 

Shrek_2

 

Aquí, dicha secuencia.

 

 

Para terminar, actuación televisiva de Bonnie Tyler, a la sombra del éxito de Footloose.

 

 

493.- LIVING ON A PRAYER (1986)

Uno de los grandes éxitos de Bon Jovi, que alcanzó mayor popularidad con su versión unplugged.

Un alma caritativa subtituló, precisamente, esta versión.

 

 

Videomontaje con la versión eléctrica.

 

 

Para terminar, versión acústica en la BBC, en 2013

 

 

494.- SMOOTH OPERATOR (1986)

Uno de los casos en los que una sola canción encumbra a su cantante. Eso le ocurrió a Sade.

Un alma caritativa subtituló este directo de Sade de 1993.

 

 

Versión de Helena Paparizou, también subtitulada.

 

 

Para terminar, vídeo oficial de la canción.

 

 

495.- DIGNITY (1987)

Excelente canción de Deacon Blue. Probablemente, uno de los mejores temas de los ochenta.

Un alma caritativa subtituló este videomontaje con la versión de estudio de Deacon Blue.

 

 

Directo del 88.

 

 

Directo del 94.

 

 

Para terminar, versión original del 87.

 

 

CONTINUARÁ . . .