AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

341.- CAN THE CAN (1973)

342.- DANIEL (1973)

343.- DECLARATION (1973)

344.- DO YOU LOVE ME? (1973)

345.- FOREIGNER SUITE (1973)

 

El almendro de nata

A finales de este junio que ha acabado, nuestra amistad habría “cumplido” sus bodas de oro, pero Víctor tuvo la mala idea de morirse a traición, hace ya cinco años.

Éramos amigos desde la infancia. Coincidimos en la misma clase el año que empezamos primero de bachiller y ahí comenzó nuestra relación. Nos enfrentamos juntos a la prolongación del final de la infancia, seguros de cruzar las tormentas de la adolescencia, para coronar los ímpetus dorados de la juventud. Cada cual sobrevivió por su lado y a su manera, pero al mismo tiempo.

Estudiamos la carrera en Valencia, él en un colegio mayor y yo en un piso. Los seis meses finales del último curso lo compartimos.

Como dice una canción de Moustaki, y yo suscribo, “… pero el tiempo pasó, como pasa, al galope”. No sé si queríamos ser adultos, supongo que sí, pero lo cierto es que nos convertimos en eso.

Nos vimos poco en los últimos años. Cada uno ocupaba su espacio, pero, en el de cada cual, por encima de las conocidas y evidentes diferencias ideológicas, siempre se mantuvo el hueco en el que conservábamos nuestra amistad.

Acababa de presentar mi novela Vertical y Horizontal, el lunes santo del 2009, y Víctor no pudo asistir a la presentación. Estaba en el hospital. Al día siguiente, le llevé un ejemplar dedicado y me despedí porque me marchaba a Vera. Fue la última vez que nos vimos y hablamos. Quedamos emplazados para una cita que no se produjo nunca. La mañana del jueves recibí una llamada telefónica de una compañera común, que me comunicó que Víctor había muerto la noche del miércoles.

Vacío y dolor, dolor y vacío, silencio. Ausencia, tristeza.

El verano pasado acabé mi novela Nosotros éramos el ejército persa, en la que quise reflejar una serie de vivencias comunes, una etapa de crecimiento, de conquistas y de esperanzas.

A propósito de vivencias, en la canción Do you love me?, que encontraréis un  poco más abajo en la continuación de la entrega de Canciones del siglo pasado, relato una anécdota de Víctor, relacionada con esa canción.

No voy a hacer un panegírico porque, entre otras cosas, ni yo soy Marco Antonio ni Víctor era Julio César. Para mí, Víctor no era el mejor, simplemente, era mi amigo. Por eso, de vez en cuando, cobra sentido la imagen del almendro de nata de Miguel Hernández.

 

Victor

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

341.- CAN THE CAN (1973)

Expectacular aparición de Suzi Quatro, con su aire marchoso y algo macarra.

La canción fue un auténtico bombazo.

Gracias a una traducción de Carla, he confeccionado los subtítulos para este directo de Suzi Quatro.

 

 

Para terminar, directo de Suzi Quatro en el 2013, tan macarra como siempre.

 

 

342.- DANIEL (1973)

El primer éxito de Elton John en su larga carrera.

A mí, siempre me pareció una canción algo meliflua, pero he de reconocer que te la encontrabas hasta en la sopa.

Un alma caritativa subtituló este directo de Elton John, algo mayorcito.

 

 

Para terminar, clip de Elton John en el 73, muy propio y con su vena hortera en ebullición.

 

 

343.- DECLARATION (1973)

Excelente y reflexiva canción (recitada y cantada) de Moustaki, que constituye una de rotunda declaración de principios que, más de uno, reivindicamos.

Con motivo del DVD sobre Moustaki que hice, traduje la letra y confeccioné los subtítulos para este fotomontaje (foto fija) con un directo de Georges Moustaki.

 

 

344.- DO YOU LOVE ME? (1973)

Esta canción, probablemente, no formaría parte de esta lista, de no haber sido por mi amigo Víctor.

Allá por la primavera del 74, él estaba en un colegio mayor en Valencia.

Un sábado por la noche se quedó a dormir en mi piso, porque al día siguiente, su novia, Tone, venía desde Alicante con unos amigos a comer a mi casa.

Yo había macerado unos fresones en ginebra, que fueron capaces de destilar una gran cantidad de fluido alicorado, y cuando digo una gran cantidad, no exagero.

Poseído por los efluvios alcohólicos y, quizás, por el romaticismo simplón de la canción, Víctor se pasó toda la noche poniendo el single en mi viejo Bettor Dual y coreándola con sentimiento y vehemencia, hasta caer rendido y afónico, ya muy entrada la madrugada.

En homenaje a mi amigo, desgraciadamente ya desaparecido, y a aquella noche, esta canción no podía faltar en la lista.

Un alma caritativa me ahorró el trabajo de subtitular este clip de Sharif Dean.

 

 

Para terminar, versión del single, que machacó aquella noche.

 

 

345.- FOREIGNER SUITE (1973)

El anterior LP de Cat Stevens, Catch Bull At Four, me había encantado, así que me compré este Foreigner, cuando salió, en cuanto pude.

Enseguida, se convirtió en un compañero de mis tardes estudiantiles.

Cuando en el verano del 74 volví a ver a Mamen, ella se había comprado el casette.

El trayecto nocturno de regreso a casa, después de un día de playa, con esta canción como banda sonora, forma parte de un recuerdo inolvidable.

Gracias a una traducción de Carla, he confeccionado los subtítulos para este directo de Cat Stevens, que he tenido que fraccionar en dos partes, porque de momento youtube no me deja subir videos superiores a 15 m. por una incomprensible reclamación, al haber subtitulado Mr. Tambourine Man de Bob Dylan. A lo mejor, cree que quiero aprovecharme de él. Es imposible combatir la estrechez de mentes. En cuanto me levanten la “sanción”, subiré el video entero. De momento, aquí está la primera parte.

 

 

Aquí, la segunda.

 

 

Aquí, la versión acortada de Yusuf Islam.

 

 

Para terminar, versión del LP, que tantas veces escuché en Valencia.

 

 

CONTINUARÁ . . .