AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

316.- CAN’T KEEP IT IN (1972)

317.- DECLARATION (1972)

318.- 17 ANS (1972)

319.- 18 TH AVENUE (1972)

320.- ID LOVE YOU TO WANT ME (1972)

 

Los endurecedores

Este calificativo no lo merecen los medicamentos para la disfunción eréctil, sino nuestros ínclitos ministros de justicia  e interior. Ellos son los primeros en clamar en el desierto, anunciando endurecimientos, en cuanto los vientos que soplan no les revuelven los cabellos en la dirección adecuada.

Los lamentables incidentes, desencadenados a consecuencia del asesinato de la presidenta de la diputación de León, más que una muestra de la violencia instalada en todas las capas de la sociedad, lo es de la incultura de la misma. Eso es lo que, realmente, debería preocupar a nuestros dirigentes y no la redacción de un nuevo código de orden moral, adecuado a sus creencias.

 

ruiz gallardon

Las ansias de renovación  de los códigos existentes y la promulgación de oportunas y rápidas leyes, que contenten a los sectores que le han llevado en volandas hasta el cargo, son los objetivos primordiales de nuestro ministro de justicia.

Por eso, no se recata a la hora de anunciar reformas necesarias, según él, para la tipificación del nuevo delito cometido (y su correspondiente castigo, añado yo). Desde su pontifical aureola ficticia de santidad, más que profetizar, señala que el código ha de ser reformado, porque está incompleto.

Los juristas que saben, y no los que están colocados a dedo en un puesto, ya se han manifestado al respecto de las barbaridades que pudieran cometerse al amparo de Internet y para cuya tipificación y persecución no se necesita reforma alguna, puesto que están recogidas en el correspondiente código. Claro que, a lo mejor, los juristas no han reparado en que las intenciones del ministro bien pudieran ser ampliar los límites del delito. Y, naturalmente, eso es otro cantar.

Para que un dúo cante, se necesita una segunda voz y, siempre presto, acude al rescate del endurecimiento colectivo, el ministro del interior, que se aprendió esa cantinela en jueves y no cesa de repetirla.

ministro

Ambos tienen una tendencia exagerada a confundir el culo con las témporas y a tener que plegar velas, tras manifestaciones impulsivas. Sin embargo, ambos son los adalides de la construcción del nuevo orden moral que sus conciencias han decidido que conviene a España.

El país tiene dos guardianes morales de occidente de gran calado. Sus abuelos estarán orgullosos de ellos.

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

316.- CAN’T KEEP IT IN (1972)

Una de las canciones de Cat Stevens de su LP Catch Bull At Four y de las que más me llamó la atención en el momento y que más escuché en mis tardes estudiantiles en Valencia.

Un alma caritativa subtituló este fotomontaje a foto fija de la versión contenida en el disco.

 

 

Curiosidad algo hortera y pachanguera, a cargo de Natasha Anastasi.

 

 

Para terminar, directo de Lijah and The Firecats, más acorde a la versión original.

 

 

317.- DECLARATION (1972)

Declaración de principios de Moustaki, que más de uno suscribiríamos.

Grandísima letra, que traduje para confeccionar los subtítulos de este fotomontaje.

 

 

Extraordinario Moustaki.

 

318.- 17 ANS (1972)

Preciosa canción de Moustaki, que, allá por el año 74, escuché miles de veces.

Como no me gustaba el único vídeo que he encontrado con la canción, he realizado este fotomontaje de la Plaza de los Luceros con lluvia y he subtitulado la canción.

 

 

319.- 18 TH AVENUE (1972)

Excelente canción de Cat Stevens.

Probablemente, contiene una de las mejores piezas instrumentales del cantante.

Fue otra de mis compañeras en Valencia.

Gracias a una traducción de Carla, he confeccionado los subtítulos para este directo de Cat Stevens.

 

 

320.- ID LOVE YOU TO WANT ME (1972)

Una de esas canciones lamento que tiene la propiedad de conquistar los oídos de la audiencia.

No importó que sus arreglos fuesen pachangueros y horteras, Lobo consiguió encaramarse a lo más alto de las listas, apoyándose en su tono lastimero.

Un alma caritativa subtituló este directo de Lobo, cuya estética es idéntica a la de un maniquí de Flomar de la época.

 

 

Para terminar, video retro de Lobo, en el que el parecido con el Howard de Big Bang se mantiene.

 

 

CONTINUARÁ . . .