AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

276.- CHICAGO (1971)

277.- COULD WE START AGAIN PLEASE (1971)

278.- COZ I LUV YOU (1971)

279.- CRAZY MIRANDA (1971)

280.- GIRL I’VE GOT NEWS FOR YOU (1971)

 

La punta del iceberg y la cuchilla

Sentado allá arriba, justo con la punta clavada en salva sea la parte, se encuentra el ínclito presidente de gobierno y mandamás teórico del partido, al que no paran de salirle huéspedes de las cajas de seguridad  y las cuentas opacas de los tejemanejes bancarios helvéticos.

Rajoy01

 

No es de extrañar, pues, su cara de pasmo, rictus que se ha convertido en expresión perpetua de catatonia absoluta. Expresión alelada, sí (cuando se quede en el paro podrá ganarse la vida como mimo callejero), pero de coger al toro por los cuernos, nada (y eso que su partido es un defensor a ultranza de lo que llaman fiesta nacional).

Por las laderas que descienden del pico que se le va clavando en las entrañas, se desparrama la desvergüenza, arrastrando la inmundicia de la lava negra que han generado los capitostes, los prepotentes y los que, hasta ahora, se jactaban de ser impunes e intocables.

Bajo el iceberg, chapoteando en esa mierda, ha sido descubierta una cabecita de preboste flotante que, cual hormiguita laboriosa, había atesorado unos eurillos, ingresados a buen recaudo, en uno de esos bancos suizos, reserva material y espiritual de aquellos que consiguen dinero fácil, por utilizar un calificativo suave.

Granados2

 

El señor Francisco Granados, al principio, negó con indignación tener una cuenta en Suiza. Falacias de la prensa carroñera, faltaría más. Luego, recogió velas y dijo que sí, pero no, que la tuvo, pero que la cerró cuando entró en política y se agenció la pulserita con la bandera española que luce con orgullo, añado yo. Al final, sólo le ha faltado decir que levante la mano aquel que no tenga una cuenta en Suiza con millón y medio de euros. ¡Pringao, el último!

Algo gordo debe de estar ocurriendo en el intestino del PP de Madrid para que, después de tanta incontinencia diarreica verbal y gestual triunfalista, la lideresa por excelencia abjure de quien fuera una de sus parejas de baile.

Granados4

 

Este estreñimiento repentino resulta sospechoso, extraño o surrealista, según se mire. Parece increíble que doña Esperanza no supiera de antemano con quién se jugaba los cuartos, claro que tampoco es que podamos pedirle peras al olmo, puesto que la cúpula del partido no sabía nada de los tejemanejes de su tesorero ni de los sobresueldos que cobraban. Ver para creer.

A pesar de que la lideresa ha dicho que tener una cuenta en Suiza no es delito, aunque para un político sí, el señor Granados no abandona la política avergonzado, no. Lo hace aburrido. Es que lo de ser senador y apretar un botoncito es pecata minuta para un emprendedor, capaz de amasar millón y medio de euros, puestos ahora al descubierto por culpa de la prensa carroñera, claro.

Granados5

 

Nada, don Mariano que se le marcha aburrido el chico, que no le compensan los cinco mil y pico euros que cobra al mes, que prefiere campar a sus anchas por las tertulias de las que es asiduo y donde, supongo, cobrará religiosamente, según el caché que se ha ganado a pulso.

Antes de eso nos dejó una perla de lo más sabrosa. Cuando una compañera tertuliana le preguntó si había tributado a Hacienda por ese millón y medio de euros, el señor Granados contestó que era un dinero ganado fuera de España y que no era necesario. Supongo que a Rafa Nadal, por ejemplo, se le quedarían los ojos como platos, al enterarse. Luego, el senador aburrido trató de rectificar al más puro estilo Groucho Marx y su parte contratante de la primera parte.

Granados3

Las paredes del iceberg se están derritiendo demasiado deprisa. El presidente pasmado trata de hacer equilibrios en la punta, pero la pirueta es demasiado arriesgada y termina por caer, chapoteando en la mierda que hay debajo. A duras penas, consigue mantener la cabeza a flote, estirando el cuello para no hundirse, pero, como en aquel viejo chiste de mi infancia, no tardará en escuchar una voz de aviso: “¡Cuidado, que viene la cuchilla!”.

Dignidad

 

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

276.- CHICAGO (1971)

Canción de Graham Nash en la que no sólo se hace referencia a sucesos ocurridos en Chicago, en la convención demócrata del 68 y al juicio posterior, sino a la actitud personal, frente a ello.

Aunque, en principio, fue compuesta para cantarla en solitario, fue grabada por el trío antes de su disolución, convirtiéndose en uno de sus grandes éxitos.

Un alma caritativa, subtituló esta actuación de Crosby, Stills and Nash.

 

 

Actuación del trío en 2010.

 

 

Para terminar, versión de Nash en solitario en el 71.

 

 

277.- COULD WE START AGAIN PLEASE (1971)

 Canción que forma parte de la ópera rock de Rice y Lloyd Weber, Jesus Christ Superstar.

Antes de su estreno en Broadway, se grabó un doble LP con Ian Gillian, Murray Head e Ivonne Elliman en los papeles protagonistas.

Tuve la suerte de que una amiga me lo dejara para grabarlo. Así, tuve la oportunidad de descubrir la maravillosa voz de Ivonne Elliman.

La ópera alcanzó un éxito descomunal.

En el 73, fue llevada al cine (Jesus Christ Superstar, Norman Jewison, 1973).

JESUS CHRIST SUPERSTAR

 

Jesucristo_Superstar

 

Vi la película en Andorra, en versión original con subtítulos en francés, meses antes de que se autorizara su estreno en España.

Posteriormente, compré el doble LP de la banda sonora y, de entre todas sus canciones, ésta fue de las más escuchadas.

Aquí, la secuencia de la película, subtitulada, en la que María Magdalena y Pedro interpretan la canción.

 

 

En el 75, Camilo Sesto produjo la obra, que se estrenó a primeros de noviembre y se mantuvo unos seis meses en cartel.

Ángela Carrasco interpretó el papel de María Magdalena, pero no he encontrado una interpretación de ella.

Versión en español, a cargo de Lolita Cortés.

 

 

Para terminar, curiosidad de Dr. Who.

 

 

278.- COZ I LUV YOU (1971)

Canción de Slade, que descubrí un par de años después, cuando compré el LP recopilatorio Sladest, único que tengo de esta banda, representativa de la mezcla del glam y el hard rock.

El LP contenía varias canciones que se convirtieron en compañeras de viaje, durante mis años estudiantiles en Valencia.

Aunque sea empezar la casa por el tejado, versión de James Blunt, subtitulada por un alma caritativa (Aviso: hay que activarlos en castellano).

 

 

Al césar, lo que es del césar y a Slade, lo que es suyo.

 

 

Para terminar, curioso video de Slade en blanco y negro.

 

 

279.- CRAZY MIRANDA (1971)

Canción que descubrí tres o cuatro años después de su lanzamiento, cuando compré un disco de grandes éxitos de Jefferson Airplane, impulsado por mi fascinación hacia Grace Slick.

La mezcla entre surrealismo psicodélico y melancolía me parece su mayor atractivo.

Adaptando una traducción, encontrada por ahí, confeccioné los subtítulos para este fotomontaje del grupo.

 

 

280.- GIRL I’VE GOT NEWS FOR YOU (1971)

La versión de Mardi Gras de esta Chica, tengo noticias para ti fue una de las estrellas de nuestras reuniones sabatinas en el piso superior de Las Garrafas, convirtiéndose en una de nuestras acompañantes musicales habituales.

Un alma caritativa subtituló este fotomontaje con la versión de Mardi Gras.

 

 

La canción era más antigua, como da fe este video con la actuación de The Birdwatchers del 66.

 

 

Para terminar, versión en castellano, a cargo de Los Catinos.

 

 

CONTINUARÁ . . .