AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

236.- EDEN BLUES (1970)

237.- FATHER AND SON (1970)

238.- GOD (1970)

239.- HAVE YOU EVER SEEN THE RAIN? (1970)

240.- HELP ME MAKE THROUGHT THE NIGHT (1970)

 

Insultar a la policía

La reciente aprobación de la ley sobre seguridad ciudadana supone un castigo, precisamente para los ciudadanos. El partido que está en el gobierno se ha cansado de las protestas y de que se le señale constantemente con el dedo, por lo que ha decidido pasar a la acción. Los ciudadanos hemos sido malos y nos hemos comportado de forma incorrecta, al mostrar nuestra disconformidad y nuestra indignación ante la burla continua perpetrada por esta pandilla de impresentables. Por eso, merecemos su desprecio y su castigo, como si no fuera suficiente tener que soportar su vergonzante prepotencia y, sobre todo, su absoluta incompetencia.

Como los intentos desesperados del gobierno para conseguir que la población comulgue con sus intransigentes e intolerantes ideas no ha obtenido los frutos deseados, se ha parido una programática declaración de principios, patrocinada por las aviesas intenciones de los ministros de interior y de justicia, que recuerdan muy mucho a los instalados en el poder en los tiempos de la oligarquía.

Por supuesto que hay gente que se relame ante la nueva ley: El grupo de estómagos agradecidos, ungido por las prebendas, que cacarea desde la prensa, aplaudiendo las medidas y santificando el autoritarismo de una ley del embudo intimidatoria, parapetada tras un cicatero afán recaudatorio. Otro grupo, supongo que bastante numeroso, no sabe muy bien a qué atenerse, instalado en la confusión continua. Por fin, otro, espero que mucho más numeroso que el anterior, asiste indignado a la violación sistemática de derechos y libertades, que se creían conquistados.

Si no se piensa como los prebostes, a pasar por caja y a pagar; si no te estás calladito, a pagar; si protestas, a pagar más; si abres la boca, cualquier mostrenco  te la cerrará y no podrás protestar o, por añadidura, pagarás la correspondiente y disparatada multa.

palazo

No se me va a ocurrir analizar la ley, primero porque sería una osadía por mi parte y segundo porque numerosos juristas, que para eso son profesionales, ya se han lanzado a ello. Sin embargo, me gustaría hacer una llamada de atención sobre lo del insulto a la policía.

La autoestima de la policía debía de estar por los suelos y el gobierno se ha lanzado a repararla, como si de una disfunción eréctil se tratara, aplicando un bálsamo vigorizante, a razón de treinta mil euros por insulto y todo sin tener que pasar el trago de verse delante de un juez. Los propios, teóricamente, insultados podrán aplicar la sanción. ¡Qué majos que son nuestros gobernantes!

Ya sea de forma personalizada o generalizada, la disidencia insultante por parte de la población ante la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado, podrá ser castigada con una multa de hasta treinta mil euros, siempre y cuando dicho cuerpo se halle en el desempeño de sus funciones, como por ejemplo, éstas:

pisar

rodilla

Las reacciones ante comportamientos policiales abusivos no serán tolerables por parte de la autoridad competente, bueno, lo de competente es un decir.

Muy necesitada debía de estar nuestra policía para regocijarse con tan flaco favor. Claro que en los últimos tiempos sus actuaciones de desproporción han sido tan numerosas que su prestigio ha caído en picado, colocándose donde realmente merece. (Sería interesante comprobar el puesto que ocupa con respecto a la valoración  de la población en el conjunto de empleados públicos. Seguro que está a la par, más o menos, que el cuerpo de bomberos, ¿verdad?).

La cultura no es que sea una de las asignaturas pendientes de este gobierno, es que ni siquiera cotiza en su bolsa particular. De ahí, la tendencia a la utilzación de eufemismos por su parte para disfrazar la realidad. Como tal, debemos tomarnos este ejercicio legislativo autoritario y ridículo. Una boutade que diría nuestro afrancesado ministro de incultura.

El gobierno nos pide contención y templanza, que dominemos nuestros bajos instintos y no demos rienda suelta a nuestra ofuscación, patrocinada por los sempiternos enanos infiltrados.

Para no herir susceptibilidades, emplearemos material gráfico que nada tiene que ver con nuestra policía auctóctona.

Ni a la chica del megáfono, ni a quien pudiera ver la foto, se le ocurriría insultar al policía.

peloNo. Ni por asomo. Nuestro gobierno quiere que todos recitemos a coro: “Gracias, señor agente, es usted un excelente peluquero”.

¿Alguien en su sano juicio protestaría ante semejante acto de aseo?

 

ducha

Naturalmente que no. Sólo cabría exclamar: “Gracias, señor agente, por mantenernos limpios”.

¿A quién se le ocurriría llamar acémilas a estos energúmenos?

patada

patada01A nadie, por supuesto. Nuestro gobierno quiere que nos olvidemos de Cristiano Ronaldo y de Mesi y que nominemos al Balón de Oro  a estos otros dos excelentes deportistas, que tan depurada técnica manifiestan.

Si lo que la policía considera un insulto, que muy bien podría ser sólo una atinada descripción de la realidad, le puede costar a un español treinta mil euros del ala, lo de los griegos de la fotografía, en caso de ser españoles, no se saldaría ni con cadena perpetua.

palo

En fin, parece que van a correr malos tiempos, en los que la aguda descripción de Mafalda podría costarle treinta mil euros a su autor.

MafaldaMe gustaría que el propio gobierno predicase con el ejemplo y cumpliese su maravillosa ley automultándose por el insulto a los policías como trabajadores públicos que son, que sistemáticamente les ha infringido desde su llegada al poder.

Ni todo el rescate del mundo mundial sería suficiente para que el gobierno pudiera satisfacer al resto de trabajadores públicos, a los que no ha cesado de insultar y de meterle la mano en la cartera y en los derechos.

Lo de predicar con el ejemplo es un ejercicio tan imposible como dimitir.

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

236.- EDEN BLUES (1970)

Una de las reinas en los lejanos guateques de pandilla, debido a su ritmo lento y su duración, en torno a los cinco minutos, que permitían bailar “agarrao”, eligiendo la pareja apropiada.

Compré en Andorra el LP de Moustaki Bobino 70, que sufrió los avatares del viaje de retorno y se combó. Necesitó varias sesiones de sol y peso posterior, que alisase el vinilo, para poder ser reproducido en el tocadiscos, pero, finalmente, así ocurrió. Aún conservo ese LP.

Aunque la canción es anterior al setenta y había sido incluida en otro LP anterior de éxitos de Moustaki, fue esta versión de Bobino 70 la que escuché hasta la saciedad y aún sigo escuchando de vez en cuando, por lo que he mantenido la fecha correspondiente a su inclusión en el disco en directo.

Con motivo de la muerte de Moustaki, traduje la letra y confeccioné los subtítulos de esta versión de Bobino 70 para mi particular homenaje a uno de los cantantes más importante de mi adolescencia y mi juventud.

 

 

Aquí, podemos encontrar la versión de Catherine Ribeiro.

 

 

Para terminar, versión de la gran Edith Piaff.

 

 

237.- FATHER AND SON (1970)

Gran canción de Cat Stevens y una de mis preferidas dentro de su repertorio y dentro de estas Canciones del siglo pasado.

No la escuché en su momento, sino tres años largos más tarde, cuando compré el LP Tea for the Tillerman en el Corte Inglés de Valencia (no lo había podido encontrar en Andorra) y pasó a formar parte de mis tardes estudiantiles universitarias.

Un alma caritativa subtituló esta actuación de Cat Stevens.

 

Para terminar, versión de Yusuf Islam, también subtitulada por un alma caritativa.

 

 

238.- GOD (1970)

Declaración de principios de Lennon, relanzada hace unos años, gracias a un spot publicitario.

Un alma caritativa subtituló este videomontaje.

 

 

Un inevitable sentimiento de tristeza me sigue invadiendo, cuando contemplo estas imágenes.

239.- HAVE YOU EVER SEEN THE RAIN? (1970)

Una de mis canciones preferidas de Creedence Clearwater Revival.

En uno de los capítulos más sobrecogedores de Crónicas de Sincairén, tiene una importancia argumental.

En el tráiler que hice de la novela, incluí mi versión subtitulada, que podéis recordar aquí.

 

 

Otra versión subtitulada por un alma caritativa.

 

 

Rod Stewart realizó su versión, como da muestra este video.

 

 

Para terminar, John Foggerty en solitario, subtitulado por un alma caritativa.

 

240.- HELP ME MAKE THROUGHT THE NIGHT (1970)

Sin duda, una canción muy especial para mí.

En el 91 compré uno de mis primeros CD’s, una recopilación de éxitos de Kris Kristofferson que la contenía y volví a escucharla, después de muchos años.

No sé por qué, la noche que murió mi madre la escuché una y otra vez, como si no pudiese haber más banda sonora del momento. Lo curioso es que, entonces, ni siquiera sabía lo que significaba su título, Ayúdame a pasar la noche, ni conocía su letra en castellano. Hay cosas que siempre serán un misterio.

Lo cierto es que desde aquel momento ocupa un hueco de mi corazón.

Adaptando una traducción encontrada por ahí, confeccioné los subtítulos para esta actuación de Kris Kristofferson y Rita Coodlige.

 

 

La canción ha sido ampliamente versionada, tanto por cantantes country como por otros que no lo eran.

Un alma caritativa subtituló esta versión de Elvis Presley.

 

 

Versión de Tom Jones, mucho más reciente.

 

 

Mucho más reciente, la versión de Norah Jones.

 

 

Para terminar, actuación en solitario de Kris Kristofferson en 2009.

 

 

CONTINUARÁ . . .