AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

196.- LEAVING IN A JET PLANE (1969)

197.- LE FACTEUR (1969) 

198.- LE METEQUE (1969)

199.- LE TEMPS DE VIVRE (1969)

200.- LODI (1969)

 

¡Lástima de tiempo y dinero!

Seguramente, eso es lo que habría dicho mi madre, después de presenciar el espectáculo circense de la comparecencia diferida del presidente de gobierno, y no le habría faltado razón. Lo malo es que ya lo sabíamos de antemano.

Que la pantomima no sería más que una pérdida de tiempo, ya lo sospechábamos mas de uno y más de dos. Que el coste económico repercutiría en el bolsillo de los contribuyentes, estaba en el ánimo de la mayoría. Que las nulas conclusiones provechosas serían la crónica de una muerte anunciada, ya nos lo barruntábamos todos.

RAJOY COMPARECE ANTE EL PLENO DEL CONGRESO CON EL OBJETO DE OFRECER SU VERSIÓN DEL CASO BÁRCENAS

El presidente de gobierno se ha instalado en una nube y nos quiere hacer creer que vive en los mundos de Yupi, pero la mediocridad política y personal, de las que no se ha cansado de hacer gala, juegan en su contra y constituyen un lastre demasiado pesado para desprenderse de él con facilidad.

Tirando mano de otro conocido refrán, podríamos decir que las explicaciones del presidente acorralado sólo han sido excusas de mal pagador, que es lo que ha demostrado ser el señor Rajoy, durante toda su carrera ( y si no, que le pregunten a los funcionarios, a los que ya masacró en su etapa ministerial, bajo el mandato del señor Aznar).

A la hora de dar explicaciones, ha igualado el listón, que tan alto dejó, con los flotantes  hilillos de plastilina del Prestige. Y es que de donde no hay, no se puede sacar, que ya me lo decían los curas en el el colegio.

Dentro de la más pura estética estratégica, patrocinada por el Partido Popular, el preclaro orador, que nunca ha bebido, por cierto, en las mismas fuentes que Cicerón, se ha atrevido a señalar con el dedo a otro partido, en un disparatado ejercicio de prestidigitación, aludiendo a pasadas financiones ilegales probadas, mientras que las venideras del partido que preside están por probar. Mucho más que patético.

Spanish PM Rajoy gestures as Spanish opposition leader Perez Rubalcaba (not pictured) speaks during a session at Madrid's Senate

 

La cosa huele muy mal, por mucho que se intente lanzar balones fuera y por mucho que se pretenda disfrazar el verdadero significado de las palabras.  La credibilidad del presidente no sólo está en entredicho, sino que para una gran parte de los ciudadanos no existe. Desde luego, comparecencias como ésta refuerzan poderosamente la creencia.

Sin clarificar absolutamente nada, sin asumir responsabilidades, el señor Rajoy se ha deslizado por la delgada línea roja que conduce a la mentira, ya que la ambigüedad es el mejor cobijo para ella. Ese deslizamiento,tal vez inconsciente, tal vez fruto de su tremenda mediocridad, puede acabar pasándole una factura escandalosa, a poco que el arsenal del ex tesorero Bárcenas sea la mitad de poderoso de lo que algunos sospechamos. Entonces, veremos la profundidad de la expresión No me consta, que parecieron aprenderse en jueves en la sede de Génova.

¿La oposición? En su papel. Todos contra el fuego, pero sin empuñar juntos la manguera. Tirón de orejas común, más fuerte cuanto mayor representación parlamentaria les adorna, alguna que otra ocurrencia dialéctica, adusta y desganada petición de dimisión y tono general tan frío y vacío como el discurso del presidente. Vamos, lo que podría definirse como una faena de aliño, y a disfrutar de las vacaciones, que muy agotados deben de estar.

¿Los ciudadanos? Los que hace tiempo que dejaron de creer en el circo, indignados. Algunos querríamos preguntas y respuestas, debate y enriquecimiento político, pero seguramente es porque hemos escuchado demasiadas veces Imagine.

Tenemos lo que tenemos, y lo que tenemos es la amenaza vana de una moción de censura, contenida, digo yo, por aquello de que los órdagos se lanzan para ganar. Pero si el PSOE o cualquier otra fuerza política tiene la convicción de que el presidente de gobierno ha mentido al pueblo, no presentarla le convertiría en cómplice de la mentira.

¿Y los que mandan? Más contentos que unas pascuas. En castellano, el verbo dimitir no se conjuga.

CASO BÁRCENAS

Lo dicho, ¡qué lastima de tiempo y dinero!

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

 

196.- LEAVING IN A JET PLANE (1969)

Tardé varios años en descubrir esta canción. Lo hice gracias a Chus, de quien ya he hablado en otra ocasión aquí. La tocaba con su guitarra y formaba parte de su repertorio habitual.

Poco después, escuché la versión de Peter Paul and Mary y, bastante más tarde, la versión original de John Denver.

Cada vez que la escucho, no puedo evitar rememorar los lejanos años universitarios.

Adaptando una traducción, encontrada por ahí, confeccioné los subtítulos para esta actuación de John Denver, autor de la canción.

 

 

Ya puesto, también subtitulé esta versión de Peter, Paul & Mary.

 

 

Dado que las dos versiones más conocidas de la canción son las de ambos, no podía faltar una actuación conjunta.

 

 

Dúo a cargo John Denver y Mama Cash.

 

 

Tom Jones también hizo su versión.

 

 

Para terminar, Mary Travers en solitario.

 

 

197.- LE FACTEUR (1969)

Fue una de las primeras canciones que me llamó atención, cuando escuché el LP de Moustaki, que había comprado en uno de mis viajes a Andorra.

Su aire romántico y la dulzura de su interpretación, a la que contribuye poderosamente el coro de Catherine Forestier, así como su duración que superaba los cuatro minutos, la hicieron imprescindible en nuestros guateques.

Con motivo del DVD que hice con vídeos de Moustaki, traduje la canción y confeccioné los subtítulos para esta actuación en la televisión, acompañado de Catherine Forestier.

 

 

Lo mismo hice con esta actuación posterior de Moustaki, junto a Marta Contreras, con la que terminamos.

 

 

198.- LE METEQUE (1969)

La primera canción de Moustaki que escuché. Primero, la versión en castellano, ya que mi hermano compró el single en Andorra y, después, la original, cuando yo compré el LP.

La traduje y confeccioné los subtítulos para esta actuación en Blanco y Negro de Moustaki, que incluí en mi DVD.

 

 

Con motivo del homenaje, que realicé con motivo de su muerte, confeccioné los subtítulos para esta otra actuación de Moustaki, con Françoise Hardy a su lado, entre el público.

 

 

No podía faltar la versión en castellano, responsable de la larga relación que mantuvimos los dos.

 

 

Para terminar, curiosidad en castellano, a cargo de Nicola Di Bari.

 

 

199.- LE TEMPS DE VIVRE (1969)

Una de mis canciones favoritas de cuantas aparecen en esta recopilación.

Si ya me gustaba la versión que Moustaki colocó en el LP de Le Métèque, la interpretación en directo en su disco Bobino 70 terminó de enamorarme.

Compré ese LP, como tantos otros en Andorra. Fue de los pocos que llegó en mal estado a Alicante. Se combó por efecto del calor y del peso mal repartido sobre sus espaldas. Necesitó varias jornadas al sol y diversas redistribuciones de peso para poder ser reproducido en los tocadiscos sin saltar como una rana.

Con motivo del DVD sobre los vídeos de Moustaki, traduje la canción y confeccioné los subtítulos para esta actuación en directo en un programa de TV.

 

 

También subtitulé esta actuación en la TV, acompañado de Catherine Forestier, con  la que terminamos.

 

 

200.- LODI (1969)

Quizá Lodi no sea la canción más conocida de Creedence Clearwater Revival, pero refleja, sin duda, el espíritu puro del rock sureño, representativo de la banda.

Mi debilidad por este grupo me hace reivindicar canciones, que tuvieron significado para mí.

Un alma caritativa subtituló este fotomontaje con la versión de Creedence Clearwater Revival.

 

 

Versión personal, pero muy respetuosa la de Tesla en 1990.

 

 

Una de las reinas del country, Emmylou Harris, le adaptó a su gusto.

 

 

Dos de los miembros originales de CCR se reunieron, años después, en una banda, a la que llamaron Creedence Clearwater Revisited.

Aquí, tenemos su versión de Lodi, en 1998.

 

 

Para terminar, versión acústica de John Fogerty, autor de la canción.

 

 

 

CONTINUARÁ . . .