AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

136.- RAIN AND TEARS (1967)

137.- SAN FRANCISCO (1967)

138.- SILENCE IS GOLDEN (1967)

139.- SOMEBODY TO LOVE (1967)

140.- SOUL FINGER (1967)

 

Un cuarto de kilo de normas y preceptos

Me ha sorprendido encontrarme, en primera página del diario Información, con la noticia del revuelo que ha provocado la negativa de un párroco a administrar la primera comunión a una niña discapacitada.

eucaristia01

No estaría de más recordar que todas las religiones se rigen por una serie de normas y preceptos que deberían ser conocidos por los adscritos a semejante práctica, cosa que no suele ocurrir, al menos en lo que a la religión católica se refiere.

La negativa del cura a que comulgue una niña discapacitada moviliza a Monforte

eucaristia02

Ya no recuerdo cuándo perdí el último de los puntos del carné de buenas prácticas y conducta católica. Esta razón es más que suficiente para justificar mi reticencia, desde hace mucho tiempo, a emitir opiniones en torno a cuestiones religiosas. No creo que traiga a cuenta una navegación por  arenas movedizas, que rara vez llega a buen puerto y que suele dejarnos varados en un punto sin retorno con las compuertas del diálogo cerradas a cal y canto.

eucaristia03

Por lo que recuerdo de las enseñanzas de la religión católica, que intentaron inculcarme en el colegio, lo único que hacen tanto el párroco  como el obispado es aplicar el espíritu de los preceptos de su fe. Por lo tanto, la negativa a administrar la comunión está perfectamente respaldada por la tradición secular, ésa a la que con tanta frecuencia algunos suelen  apelar en otras ocasiones, para llenarla de matices.

El Obispado de Alicante asegura que ‘no es una manía’, sino la normativa

dogma

La discapacidad de la niña aspirante a comulgante es el impedimento que les permite a las autoridades eclesiásticas negársela. Así está escrito y así consta. Lo que pasa, es que ya hemos quedado en que  la mayoría de los católicos españoles no conoce su religión, probablemente, porque no la profesa de verdad y sólo la mantiene a su lado como un clavo al que asirse, en caso de necesidad.

Esta última circunstancia es, según mi opinión, responsable del profundo desconocimiento de las normas y preceptos con  los que se adorna la Santa Madre Iglesia y al que hacía referencia anteriormente.

catecismo01

Por muy mal que pueda sentarle al conjunto de los fieles, con el dogma en la mano, el párroco y el obispo tienen razón. Otra cosa es que los argumentos empleados para sustentar su decisión no dejen de parecer peregrinos o, por lo menos curiosos.

No es que quiera ponerme pejiguero, pero el argumento esgrimido de la imposibilidad de la niña discapacitada de comprender el sacramento y su esencia parece pretender convencernos de que los niños sin discapacitación tienen la pleclara lucidez mental necesaria para comprender la transustanciación (la palabra, por sí sola se las trae), milagro que convierte el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Cristo y que supone la esencia del sacramento de la Eucaristía.

¡Anda, amos! que diría un castizo. Y si algún niño lo comprende, que venga y me lo explique a mí.

dogma01

Si al final, todo queda reducido a una pura cuestión de dogma de fe, bien podría decirse que  la fe es la misma para capacitados y discapacitados y que el grado de comprensión de los múltiples misterios, que adornan a la religión católica, es muy similar en ambos casos.

alegoria

En la catequesis, pasa tres cuartos de los mismo. A mí me parece que, la cuestión del coeficiente mental de un niño, resulta superflua a la hora de asimilar el galimatías de una madre que no ha conocido varón y que se entera de su mágico embarazo por boca de una ángel; de un padre que para reivindicarse necesita una figura putativa; de una paloma que, a ciencia cierta, nadie sabe muy bien lo que pinta en esta historia y de un hijo, mitad terrestre, mitad celestial, que, al fin y a la postre, es Dios, pero al  que llaman el Hijo del Hombre.

Trinidad

A capacitados y discapacitados se les debe quedar la cara a la viceversa, como a mí. Dogmas de fe serán para la Santa Madre Iglesia, pero más bien parecen diálogos de los hermanos Marx. Tres es uno, pero uno no son tres y el orden de los factores no altera el resultado del producto.

Trinidad02

Por si esto fuera poco, bien que se hincharon a decirme en el colegio que Jesús era colega de los niños. ¡Anda que no paraban con aquello de Dejad que los niños se acerquen a mí! Esas enseñanzas, por lo visto, debieron de caer en saco roto, cuando el párroco y el obispo las recibieron.

dejad niños

A más de uno se le podía ocurrir hacer un llamamiento a los derechos humanos y al principio de igualdad para reclamar el derecho a la recepción de la comunión por parte de la niña discapacitada, pero me temo que sus voces no serían escuchadas, dada la habilidad secular de la Iglesia Católica para hacer oídos sordos en cuestiones de esta índole, salvo honrosísimas excepciones. El concepto igualdad no significa exactamente lo mismo en el diccionario católico que en los de consulta habitual.

mujer en biblia

Desde mi condición de no creyente, no deja de sorprenderme que una religión como la católica esté mayoritariamente sustentada por mujeres. Resulta difícil de entender, teniendo en cuenta el papel de comparsa, asignado al género femenino por la Biblia y los Evangelios, excepto para hacerle cargar con el peso de todas las culpas, tal y como le sucediese a Eva y a su famoso bocadito a la manzana de marras.

adan y eva

 

Cuenta la leyenda negra o blanca, la verdad es que va a depender del color del cristal con que se mire, que a la mujer le colgaron el sambenito de carecer de alma, en el concilio de Nicea. Doce siglos después, que se dice pronto, el concilio de Trento, en 1563, decidió reparar la amorfidad del género femenino y le concedió el ascenso de categoría, aunque no por ello dejara de considerarlo el responsable de todos los males y la tercera pata del banco de los enemigos del hombre, bajo el seudónimo de carne.

concilio

La Iglesia Católica está llena de contrasentidos, sustentados, la mayoría de ellos, por la búsqueda de la consolidación del poder e imbuidos en la cultura popular, a base de supersticiones.

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

136.- RAIN AND TEARS (1967)

Quizá el primer éxito multitudinario de The Aphrodite’s Child, trío del que formaron parte Demis Roussos y Vangelis.

Melodías algo empalagosas, apoyadas en la extraordinaria voz de Demis Roussos, conquistaron los guateques y los bailes agarraos.

Típicos exponentes de la canción lamento.

Aquí, una actuación de The Aphrodite’s Child, muy de la época, en blanco y negro, aunque sin subtítulos.

 

 

Un alma caritativa subtituló esta actuación de Demis Roussos en solitario, una pila de años después.

 

 

Espléndida versión de Caterina Casselli.

 

 

Curiosidad en italiano a cargo del gran Franco Battiato.

 

 

Más curiosidad, aún, el grupo Los Sprinters con su versión en castellano.

 

 

Para terminar, retornamos a un directo de The Aprodite’s Child.

 

 

137.- SAN FRANCISCO (1967)

Canción que no tardó en convertirse en uno de los estandartes del movimiento hippy, contribuyendo a la estética de las flores en el pelo, como reclamaba su letra.

Mi amigo José Luis compró el single y lo escuchamos en un tocadiscos portátil que llevábamos a la casa vacía de mis padres para sumergirnos en tardes musicales, antes que tuvieran la peregrina idea de alquilar el piso, poco  después, y dejarnos con un palmo de narices.

Por cierto, nunca supe nada más sobre Scott McKenzie.

Un alma caritativa subtituló una modosita actuación suya.

 

 

Aquí, para terminar, el clip promocional de la época.

 

 

138.- SILENCE IS GOLDEN (1967)

Típica canción melódica del pop británico, que lanzó a la fama a The Tremeloes, antiguo grupo beat.

Un alma caritativa, latinoamericana, subtituló, este directo de The Tremeloes.

 

 

Para terminar, versión de Frankie Valli and The Four Seasons.

 

 

139.- SOMEBODY TO LOVE (1967)

Sin ninguna duda, la etiqueta de grupo psicodélico le viene como anillo al dedo a Jefferson Airplane, grupo en el que destacaba la impresionante voz de su cantante femenina, Grace Slick.

De no haber sido por su comportamiento adictivo y su alcoholismo reconocido, su carrera habría sido espectacular.

En fin, este Alguien a quien amar fue uno de los himnos de la época y se escuchó en todos los festivales multitudinarios.

Un alma caritativa subtituló este video psicodélico de Jefferson Airplane.

 

 

Muestra de lo que he comentado antes, esta actuación en Monterrey en 1967.

 

 

Y, para terminar, esta otra en Woodstock en 1969.

 

 

En 1996, el inefable Jim Carrey realizó una interpretación de la canción (por supuesto, me niego a reproducirla aquí), en la película Un loco a domicilio (The Cable Guy, 1996)

UN LOCO A DOMICILIO

un loco a domicilio

140.- SOUL FINGER (1967)

Primer éxito de la banda The Bar-Kays. Eminentemente instrumental, en el que se corea de forma continua ese soul finger. Su ritmo me conquistó desde el primer momento en el que lo sentí y lo escuché.

Desgraciadamente, en diciembre de 1967, cuatro miembros de la banda fallecieron en un accidente de aviación, que también le costó la vida al gran Otis Redding. El grupo, remodelado, continuó su andadura, pero yo jamás les escuché algo como Soul Finger.

Los mitómanos, curiosos o amantes de la canción, pueden darse una vuelta por el siguiente enlace, que explica la historia de esta canción.

Soul Finger: Historia de una canción

 

Aquí, tenéis la versión que hizo famoso al grupo en 1967.

 

 

Versión a cargo de The Blues Brothers Band.

 

 

Para terminar, la versión del grupo, más o menos, en la actualidad.

 

 

CONTINUARÁ . . .