AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

126.-  GOOD TIMES (1967)

127.- HAIR (1967)

128.- HAPPY TOGETHER (1967)

129.- HEROIN (1967)

130.-  LIGHT MY FIRE (1967)

 

 

Un circo lleno de enanos

Hace tiempo que el espíritu de la farándula política se dejó conquistar por los cantos de sirena del enriquecimiento personal, tanto en la parcela estrictamente relacionada con el poder fáctico absoluto, como en la turbia y muy lucrativa parcela crematística.

circo01

 

Por eso, resulta cómica y yo diría que hasta patética, la protesta, surgida desde la profundidad de los escaños, reclamando la honestidad de la clase política y proclamando su inocencia, por medio de una maniobra que parece ocultar un más que probable deseo de remansar la agitación de las aguas y conseguir un indulto general.

circo02

 

Motivos para desearlo tienen seguro, y muchos más tendrían, si la conciencia periodística recuperase su auténtico sentido y su papel dentro de la conciencia ciudadana, se dejase de cuentos y aparcara a un lado sus intenciones partidistas y la presión de anunciantes cicateros, para poner al descubierto el entramado, que tiene prisionera la voz del ciudadano y secuestrada a la democracia real.

En una entrevista concedida a La Sexta, el pasado sábado, Luis María Ansón cifró el porcentaje de corrupción política de España en un 15-20% (lo que de por sí, es una auténtica barbaridad), colocando en el cuarto de la salud, como diría mi madre, a un 80-85% de la especie.

 

Ansón

 

 Me temo que el optimismo y la condescendencia del periodista son exagerados. El porcentaje de corrupción es altamente superior. Lo que pasa es que se ha acuñado el término corruptela, apelando a nuestro carácter latino, capaz de adaptar una religión a su conveniencia y convertir un pecado mortal en uno venial de chichinabo, confundiendo a las entendederas más frágiles y minimizando al máximo los efectos colaterales.

Ya sé que, asegurar que la corrupción se ha generalizado en el sistema político, es una afirmación que puede resultar categórica y que algunos pueden considerar disparatada e injusta.

circo04

 

Consideremos una serie de preguntas, antes de emitir un juicio tan contundente.

¿Quién es corrupto, el que trinca euros y poder a manos llenas con la impunidad más absoluta?, ¿el que pone la pasta con evidentes fines fraudulentos?, ¿el que se convierte en el tío Gilito, contando sus monedas de oro en paraísos fiscales?, ¿el que mira hacia otro lado, aunque nunca haya recibido un sobre, pero sueña y espera recibirlo algún día?, ¿el que conoce los tejemaneje de su propio partido y de los rivales y no los denuncia ni mueve un dedo para impedir que se sigan produciendo? ¿Quién?

Creo que la respuesta a esas simples preguntas despejaría cualquier duda que corroyese nuestro ánimo.

circo06

 

Parafraseando el dogma católico, tan de moda por la elección del nuevo Papa campechano (no me extrañaría que ya fuese conocido entre nosotros como Paco Primero, apelativo más de andar por casa que el Francisco I, ése, de connotaciones imperialistas), se peca de palabra, obra u omisión. Así que, más claro, agua, por mucho que la indignación de la clase política la quiera convertir en chocolate espeso. Si quieren indignación, a los ciudadanos nos sobra y no tendríamos ningún inconveniente en traspasársela a paletadas.

 

 

 

Poko pan

 

Es evidente que la mediocridad es la tónica general de la clase política, convertida en funambulista, titiritera, payasa y servil. Son los auténticos enanos del circo, que quieren crecer, a costa toda costa, pasando por encima de lo que sea. Se han subido al burro y no hay quien les haga bajar.

En la citada entrevista de La Sexta, Luis María Ansón también hace referencia a la mediocridad.

 

Nuestra clase política se caracteriza por la mediocridad

 

Creo necesarias algunas matizaciones a las opiniones vertidas por el periodista. La primera, referente al porcentaje global de corrupción política, ya la he expresado.

Me llama la atención que el señor Ansón utilice una especie de escudo para repeler la sensación de corrupción política generalizada en España y su impacto en la sociedad, parapetándose en la corrupción de otros países. Lo del mal de muchos, ya se sabe, o es consuelo de tontos o epidemia.

corrupción mundial

 

Coincido con él en que la meritocracia ha desaparecido del panorama de los partidos políticos y que la única posibilidad de ascenso en ellos pasa por la inquebrantable adhesión al líder o lidercillo de turno (lo que habla bien a las claras de las manos en las que estamos), pero me gustaría reivindicar el verbo proscrito para los integrantes de este circo: Dimitir. También querría reivindicar el sustantivo: Dimisión.

Los mecanismos democráticos, instalados en los genes de la actual política española, han eliminado el término y sus derivados del diccionario de la R.A.E., pero, como el sur, siguen existiendo, por mucho que se hayan intentado eliminar de un plumazo.

circo07

 

En todos esos países que cita el señor Ansón, o en la mayoría de ellos, existen mecanismos que impiden la impunidad de aquel servidor público que actúa como si todo el monte fuese orégano. En la mayoría de esos países, aún con las carencias y las zancadillas a su maquinaria, intentan poner freno a los desmanes flagrantes. En España, no.

La tibieza de la prensa y sus regates ideológicos contribuyen a que la costumbre se haya convertido en ley. Aquí, no dimite ni Dios.

Recientes dimisiones por miniescándalos políticos en otros países, procesamientos  y encausamientos de los que no se libran antiguos pesos pesados, han puesto de manifiesto la vigencia de aquel vetusto eslogan: “Spain is different”.

 

La imputación de Sarkozy, un “terremoto” político que el expresidente rechaza

 

Registran el piso de Christine Lagarde por un caso de abuso de poder cuando era ministra

 

Tenemos el circo lleno de enanos. Han salido de todos los rincones, reconociendo que empezaron pequeños, pero demostrándonos que quieren crecer. Si lo hacen, ocuparán todo el espacio y, entonces, los que sobrarán serán los ciudadanos.

Particularmente, me sorprende la defensa que el señor Ansón hace de doña Ana Mato, nuestra inefable triple ministra. Se basará en virtudes tan ocultas, que han pasado desapercibidas para la ciudadanía.

ana-mato-gestion-publico-privada

 

Dejando de lado la nefasta gestión, demostrada al frente del Ministerio de Sanidad, su torpeza verbal y sus intenciones de desmantelamiento de un sistema, altamente reconocido en el mundo, esta señora sólo está siendo mantenida en su cargo y goza  de un status dentro de su partido, gracias a su inquebrantable adhesión al jefecillo de turno, en este caso el mandamás presidente de gobierno. No hay ninguna otra razón objetiva para ello. Ni capacidad personal y, ni mucho menos, transparencia. ¿En qué quedamos, señor Ansón? ¿No es ése el cáncer que usted denuncia está devorando a la política española?

En más de un país, a los que el señor Ansón coloca en el mismo nivel de corrupción que el patrio, la aparición constante del nombre de la señora Mato en la prensa, relacionado con turbias actividades, habría bastado para que le propinasen un puntapié en el culo y la descabalgasen de su asiento político.

Los servicios turísticos que ‘Gürtel’ pagó a Ana Mato

La trama Gürtel pagó a Ana Mato 50.000 euros en viajes y productos Louis Vuitton

Un nuevo informe policial desvela regalos a Ana Mato de Gürtel: Vuitton, viajes y cumpleaños

La policía confirma viajes y obsequios entregados por la red Gürtel a Ana Mato

Fuentes próximas a Interior: “Los pagos de ‘Gürtel’ alcanzan de lleno a Ana Mato”

Un informe de la oficina antifraude desvela que la ministra estaba casada en gananciales con su marido durante los años Gürtel.

 

Podríamos seguir llenando páginas, que harían palidecer de vergüenza a alguien que conociese y comprendiese el significado exacto de la palabra, pero la función debe continuar y el circo no puede cerrar sus puertas. Pasen y vean.

circo03

 

En este circo,  no se contempla la dimisión de la triplemente inútil ministra, despedazada por la mayoría de los medios de comunicación, pero cimentado su poder en la, por ahora, fidelidad a la cabeza visible del partido. No se contempla, pese a que se pueda pecar de palabra, obra u omisión o, pese a que se quede como una completa idiota, ante la opinión pública española. Pero, ya se sabe, sarna con gusto no pica.

El circo no sólo se ha llenado de enanos con torpes y desmedidas ínfulas de crecimiento. Como el arca de Noé, es capaz de albergar a especies de todas clases.

IT

 

 

 

CONTINUACIÓN DELA ENTREGA

 

126.- GOOD TIMES (1967)

Canción que descubrí, varios años después de su éxito, en una versión desgarradora de Eric Burdon en solitario.

Peleándome, como de costumbre, con las traducciones circulantes, confeccioné los subtítulos para este clip de The Animals.

 

 

Para terminar, versión de Eric Burdon en un directo de 1998.

 

 

127.- HAIR (1967)

Evidentemente, la comedia musical tardaría varios años en poder ser vista en España.

En uno de los viajes a Andorra, mi hermano mayor compró el single original de la compañía que la estaba representando en Broadway. Fue la primera vez que oí Aquarius.

Con posterioridad, escuché el LP completo, donde destacaba con luz propia, nunca mejor dicho, Let the sunshine in.

Hair estaba siendo representada en París en el 71, cuando estuve allí, en viaje de fin de curso con el colegio. Uno de mis mejores amigos perdió todo el dinero, nada más poner un pie en París, así que tuvimos que tirar con mis escasos francos, hasta llegar a Andorra. Por lo tanto, nos perdimos Hair. Tampoco pudimos ir a un striptease.

Hair se encuadró dentro del movimiento de contestación a la guerra de Vietnam. Me atrevería a decir que su contenido y, lo que es más importante, su espíritu, permanece vivo.

En 1979, Milos Forman la llevó al cine, alcanzando un considerable éxito.

HAIR

 

hair d

 

 

Aquí, la versión de Aquarius, subtitulada, en la película.

 

 

The 5Th Dimension pasearon su Aquarius y su Let the sunshine in por todo el mundo. Aquí, un video subtitulado, que da muestras de ello.

 

 

Ese grito, pidiendo que dejes entrar el sol, se propagó y acabó convertido en uno de los himnos hippy más representativos.

Aquí, una actuación en directo de un grupo en un parque, que algún alma caritativa subtituló.

 

 

Aquí, la secuencia de la película de Forman, que contiene este maravilloso Let the sunshine in. Aquellos que no hayan visto la película o no conozcan la obra, deberían abstenerse, puesto que se trata de la secuencia final.

 

 

Para terminar, no podía dejar de hacer mención al asesinato perpetrado por Raphael, que reventó el acuario y a toda su era.

 

 

128.- HAPPY TOGETHER (1967)

Siempre la consideraré como una muestra representativa de lo que se llamaba el pop de los sesenta.

Que yo sepa el grupo que la catapultó a la fama, The Turtles, no consiguió un éxito semejante.

Aquí tenemos un vídeo, subtitulado por un alma caritativa de una actuación de The Turtles.

 

 

A los que estéis muy interesados en la canción, os dejo este enlace que habla con pelos y señales de sus versiones.

 

Versiones de Happy Together

 

En 1997, la película de Wong Kar-Wai, Happy together, que confieso no haber visto, la incluyó en su banda sonora.

 

HAPPY TOGETHER

 

Happy_Together

 

Aquí, para finalizar, el trailer de la película, en el que se puede escuchar la canción.

 

 

129.- HEROIN (1967)

Creo que no escuché la versión de The Velvet Underground, hasta unos veinticinco años después, cuando compré un CD de grandes éxitos de la banda.

La primera vez que escuché la canción fue en un programa de radio en el coche. Era la versión de Lou Reed del disco Rock and roll animal, poco después que saliese al mercado español. Lou Reed en estilo puro.

Un alma caritativa subtituló esta versión de la Velvet.

 

 

Aquí, una versión acústica de la misma banda.

 

 

Para terminar, Lou Reed en el Olympia en 1974.

 

 

130.- LIGHT MY FIRE (1967)

Una de esas canciones que empieza siendo más conocida por una versión, en este caso la de José Feliciano, que por la original y, sin embargo, ésta acaba imponiéndose y perdurando más con el paso del tiempo.

Fue mi primer contacto con The Doors, eso sí, años más tarde de la aparición de esta canción.

Un alma caritativa subtituló este fotomontaje de The Doors.

 

 

Aquí, la versión de José Feliciano.

 

 

Espectacular Shirley Bassey.

 

 

Para terminar, un directo de José Feliciano, Santana y Ricky Martin.

 

 

 

CONTINUARÁ . . .