AL FINAL DE ESTE POST, NUEVA ENTREGA DE CANCIONES DEL SIGLO PASADO

 

116.- THESE BOOTS ARE MADE FOR WALK (1966)

117.- YELLOW SUBMARINE (1966)

118.- A DAY IN THE LIFE (1967)

119.- ALL YOU NEED IS LOVE (1967)

120.- A WHITE SADE OF PALE (1967)

 

El cristal con que se mira

Un amigo con el que comí el viernes pasado me dejó un par de frases para la reflexión que no he parado de masticar, que no digerir, durante todo el fin de semana. “Estoy convencido de que Rajoy nos sacará de la crisis”, me soltó de sopetón, mientras yo desorbitaba mis ojos por la sorprendente afirmación, manifestada con tanta rotundidad, como falta de perspectiva.

Mariano Rajoy

“¿Por qué?”, pregunté de forma maquinal, aún sabiendo que se trataba de una pregunta retórica, puesto que las explicaciones que podría ofrecerme mi amigo, seguramente, constituirían un razonamiento todavía más peregrino que la premisa inicial. “Porque es competente y está preparado para ello”, me contestó, quedándose tan pancho y confirmando paso por paso mis sospechas.

¿Nos sacará de la crisis?  Ya, seguro que sí. Igualito que si fuese el Guerrero del Antifaz o el Capitán Trueno?

Capitan trueno Rajoy

Como mi amigo es médico, habrá aplicado la norma estudiada en Patología General: Las enfermedades acaban en crisis o en lisis. Es decir que o las curas con los medios a tu alcance, antes que, previsiblemente, se te puedan llevar por delante, o se acaban por sí solas cuando les toca, bien llevándosete al hoyo, bien convertidas sólo en un mal recuerdo.

forges y medicos

A juzgar por sus habilidades, ampliamente demostradas, nuestro paciente presidente (no hay que olvidar que ha tenido que aguantar carros y carretas para conseguir llegar a pasar sus noches de insomnio en la Moncloa), estará aguardando esta última posibilidad o, más bien, poniéndole velas a Santa Rita para que los vientos alejen la crisis y aparten de él este cáliz.

Supongo que mi amigo también  estará esperando a que la crisis se muera como cualquier bicho viviente, como una cucaracha, por ejemplo. Entonces, aparecerían los fotógrafos de Photoshop manipulando la instantánea en la que Rajoy sería mostrado con un insecticida en la mano y esa sonrisa, medio rictus pasmado, medio mueca lobotómica, completamente fuera de lugar.

Cucaracha

Yo por el contrario, escéptico por naturaleza, me inclino por la otra posibilidad, ya que no entra dentro de mis esquemas mentales el imaginarme a Rajoy convertido en un  héroe, tal que El Señor del Flit.

Flit

Un día nos levantaremos y las trompetas anunciarán que la crisis ya se ha ido y nadie sabe cómo ha sido. Ocurrirá porque, tras sopesar los inconvenientes derivados de seguir estirando la cuerda, los responsables de esta nueva guerra mundial, en la que no se ha vacilado en poner todo el empeño, exigir peaje, comprar conciencias y hacer lo posible y lo imposible por exterminar a los sectores más desfavorecidos, decidirán que es preferible poner el culo a salvo y evitar que sea chamuscado, porque el horno ya no estará para muchos bollos.

Rajoy, como de costumbre, se dedicará a lo suyo, a ser un patético pelele que jamás habrá podido sacarse de encima la imagen de muñeco parlante en manos de los poderosos, obediente a la voz de su amo.

Rajoy pelele02

 

 Rajoy pelele01

Ni siquiera en el mejor de los escenarios políticos posible, nuestro mustio presidente sería capaz de asomar la cabeza por encima de su absoluta mediocridad. Seguiría comportándose como el perfecto inútil que ha demostrado ser a lo largo de su trayectoria política (gloriosos hilos de plastelina que ascienden a los cielos y sirven de orla a su frase para la posteridad: “Todo lo que se ha publicado contra mis compañeros de partido y contra mí es falso, salvo algunas cosas que han publicado los medios”).

Rajoy e Hilillos

Para colmo de sus males, el escenario político en el que deambula como un alma en pena nuestro pasmado presidente no es un camino de rosas, precisamente. Como salidos de la imaginación de Mario Puzo, a Rajoy, en lugar de crecerle los enanos, le crecen los gangsters y le crecen  como gigantescos hongos alucinógenos, intoxicando el honor de todo un  país.

Con el llego el escandalo

Con la extraordinaria proliferación de casos de corrupción, que no hilillos, crecidos y desarrollados a la sombra del Partido Popular, cabría preguntarse hacia qué lado estaba mirando el señor Rajoy, siempre en la cúpula de mando y ahora máximo responsable del partido, cuando las evidencias eran tan evidentes que dañaban los ojos. Me parece que, como poco, habría que acusarle de incompetencia y ése sería, sin duda, el menor de sus males, porque algunos de sus compañeros de viaje dejan demasiado que desear.

Rajoy y los suyos01

Es de suponer que la justicia esclarezca las cosas y limpie lo que el inoperante presidente ha sido incapaz de hacer, empeñado en perpetuar su inimitable línea política: Dejar las cosas como están, a ver si se mueren o revientan. Seguro que se ha hecho grabar un nuevo lema en el escudo de armas, que preside la cabecera de su cama: “Mejor no meneallo“.

Desde luego, el señor Rajoy no es ejemplo de nada, pero mucho menos de político capaz. Así que me temo muy mucho que a mi amigo le falta muy poco para ir musitando por las esquinas aquello de mi gozo en un pozo.

 

Optimista

Será cosa del cristal con el que se mire, digo yo, y resulta que el mío ha debido de ser ahumado en exceso por esa competencia que mi amigo otorga, no sé basándose en qué, al auténtico inútil, que sólo es capaz de firmar un decreto ley detrás de otro, inflamados todos por bochornosos contenidos ideológicos, que dan sistemáticamente la espalda al pueblo y representan una pantomima surrealista, alejada de lo que puede entenderse por gobernar.

RAJOY confianzas

El cristal con que se mira es el termómetro real del ánimo del ciudadano. El neoliberalismo fundamentalista, la corrupción galopante sin freno, la falta de sustancia de la clase política en general y la catatonia popular son unos nuevos jinetes de un Apocalipsis que puede convertir a España en un solar, empobreciendo y desculturizando al pueblo llano.

España en venta

Un político, que se ha demostrado incapaz de controlar la vergonzante jaula de grillos en la que se ha convertido su partido y que no ha conseguido transmitir una imagen de credibilidad y confianza ni a sus votantes ni al gran resto de los españoles (por no hablar de la opinión que tienen de él allende nuestras fronteras), está descalificado para seguir un momento más torciendo el rumbo de una nave, mucho más importante que su  pomposa organización partidista, en la que algunos de los miembros de su propia jauría están ansiosos por destrozarle el cuello, a base de dentelladas.

Rajoy en la basura

El cristal, a través del cual observo la situación, no coincide con el de mi amigo.

 

 

CONTINUACIÓN DE LA ENTREGA

 

 

116- THESE BOOTS ARE MADE FOR WALK (1966)

Las dichosas botas estaban hechas para volar, a juzgar por el enorme recorrido que han desplegado a lo largo de los años.

Le proporcionaron un más que considerable éxito a Nancy Sinatra, apartándola de la estela de “niña de papá” y acercándola a más de un sueño pecaminoso.

Un alma caritativa me ahorró trabajo, subtitulando este clip de la época.

 

 

Aunque fue expresamente escrita para Nancy Sinatra, la canción ha sufrido diferentes arreglos y cambios de estilo a lo largo de su vida.

Lynn Andreson realizó una versión casi coetánea a la original.

 

 

Ha formado parte de la banda sonora de varias películas, destacando especialmente La Chaqueta metálica, 1987.

LA CHAQUETA METALICA

Aquí, la secuencia en la que suena la canción.

 

 

También aparece en Fargo, 1996, en lo que algunos han considerado un homenaje de los Coen a la película de Kubrik.

FARGO

 

Fargo

El gato con botas y Antonio Banderas realizaron su versión en Shrek 2, 2004.

 

SHREK 2

Shrek_2

Aquí, Banderas en la sala de doblaje.

 

 

La adaptación de una popular serie americana, al parecer con poca calidad artística (Crítica de El País: Propuesta de encefalograma plano, con menos gracia que un helado de ortigas y con un par de imbéciles como protagonistas. (M. Torrero)), acabó convertida en Dos chalados y muchas curvas (The Dukes of Hazzard, 2005)

 

DOS CHALADOS Y MUCHAS CURVAS

 

Dos_chalados_y_muchas_curvas

En ella, Jessica Simpson realizó su particular versión.

 

 

Para finalizar, versión a cargo de The Humans.

 

 

117.- YELLOW SUBMARINE (1966)

Típica representación de canción desenfadada que cruzó los mares de la música pop y acabó convertida en una especie de himno que destilaba libertad, aunque siempre hubo alguien por ahí que la asoció al consumo de drogas (Hay gente para todo).

Aquí, una recreación 3D con la versión de The Beatles, subtitulada.

 

 

En 1968, año marcado por el mayo francés, George Dunning realiza un film de animación, Yellow Submarine, en cuyo guión participó Erich Segal, conocidísimo por su best seller Love Story. The Beatles se limitaron a aportar sus canciones y a realizar un breve aparición personal en carne y hueso, al final de la película.

Vaya por delante que detesto los largos de animación, no desde que la moda de la cascada de imágenes de las pantallas de los dispositivos móviles parezca haber colonizado los cerebros de nuevas generaciones, que quizás deseen rapidez, obviedad y simplicidad narrativa masticada, sino desde mi más tierna infancia. Aún así, tengo que reconocer que, cuando vi la película en el cine Xerea de Valencia, allá por el año 74, me llamó la atención la contestación al dibujo animado clásico y sobre todo el guión y el desarrollo cinematográfico del mismo. Francamente, quedé gratamente sorprendido por esa chispa de libertad que intentaba conquistarnos.

 

YELLOW SUBMARINE

Yellow_Submarine

Aquí, la secuencia de los títulos de crédito, en la que aparece la canción con sus correspondientes subtítulos.

 

 

La canción la interpretaron los Beatles, tanto como grupo, como por separado, especialmente Ringo y Paul.

Aquí, una versión de Ringo en 2003.

 

 

Los Mustang fueron responsables de su difusión en castellano.

 

 

Para terminar, disfrutemos con el surrealismo de The Muppets.

 

 

118.- A DAY IN THE LIFE (1967)

Sin ninguna duda, una de mis canciones preferidas de The Beatles, como podría constatar el surco que la aguja del tocadiscos dejó en el espacio circular, que ocupaba en el famoso disco azul de los Beatles.

Un alma caritativa subtituló este clip promocional, ahorrándome trabajo.

 

 

Para terminar, espectacular versión instrumental, a cargo de Jeff Beck en 2009.

 

 

119.- ALL YOU NEED IS LOVE (1967)

Himno, hijo de su tiempo, potenciado por la visión que se transmitió a través de la película Yellow Submarine.

Un alma caritativa subtituló este video promocional de The Beatles.

 

 

Lamentablemente no está disponible el vídeo con la secuencia de la película Yellow Submarine.

Oasis realizó una versión, como se puede comprobar:

 

 

En 2007, Julie Taylor dirigió Across the Universe, musical, basado en canciones de los Beatles.

 

ACROSS THE UNIVERSE

Across_the_Universe

Aquí, para terminar, la secuencia correspondiente, subtitulada.

 

 

120.- A WHITE SADE OF PALE (1967)

Con su blanca palidez es, sin duda, uno de los mayores éxitos de la música pop, que ha resistido espléndidamente el paso del tiempo, siendo elevado a la categoría de clásico y a canción de culto.

Un halo misterioso acompañó la psicodelia de Procol Harum, cuyo video promocional fue subtitulado por un alma caritativa.

 

 

Un alma caritativa distinta subtituló este directo.

 

 

The Hollies la adaptaron a su estilo.

 

 

Joe Cocker realizó una extraordinaria versión, como da muestra este video que recoge un directo del 80.

 

 

Annie Lennox tiene una nada despreciable versión.

 

 

Para terminar, este directo de Gary Brooker, acompañado por el gran Eric Clapton en 2011.

 

 

 

 

CONTINUARÁ . . .