AVISO: NUEVA ENTREGA EN CANCIONES DEL SIGLO PASADO

2.- AS TIME GOES BY (1942)

3.- THIS LAND IS YOUR LAND (1945)

4.-   IF I HAD A HAMMER (1949)

5.-   UNFORGETTABLE (1951)

 

El miércoles hay convocada una nueva jornada de 1 día de Huelga General. Con motivo de la anterior, ya expresé mi opinión en:

¿Huelga de 1 día? No, gracias

Sigo manteniendo el mismo criterio. Entiendo que para las organizaciones sindicales represente un punto de inflexión y que el hecho de que la convocatoria sea europea, aún añada el incentivo romántico de pensar que en toda Europa se va a gritar: ¡Basta! y que no España, sino todo el continente se convertirá en Fuenteovejuna.

Lo que pasa es que mi natural escepticismo me impide ver las cosas de ese precioso color rosa que parece flotar en el ambiente.

Será que yo estoy equivocado, pero siempre he creído que las huelgas se plantean con una serie de objetivos y reivindicaciones muy claritas y, sobre todo, con puntos irrenunciables. A lo mejor, me dejo llevar por el romanticismo antifranquista, pero las huelgas de aquella época tenían ese planteamiento y no por ello perdían su carácter político y de confrontación social ni su acoso al régimen.

Entonces, las cosas estaban chungas de verdad, en cuanto a lo del poder establecido se refiere. Podíamos preguntar el coste pagado por multitud de estudiantes que secundaron una huelga en varias facultades de medicina de enero a junio, en el curso 74-75. No fue una huelga de un día, sino de seis meses.

Ya sé que alguno podrá pensar que aquello no fue más que una huelga de señoritos o de niños de papá, que tenían sus necesidades cubiertas, gracias al esfuerzo y trabajo de sus progenitores, pero, ¿qué queréis que os diga? La ignorancia es atrevida.

Puede que una huelga indefinida sea insostenible para una gran mayoría de la población. Eso es indiscutible, pero la disyuntiva me recuerda a una pregunta maquiavélica: ¿Cómo prefieres ser ser envenenado, con una sola dosis mortal o con sucesivas y progresivas, hasta alcanzar una dosis letal?

 

Es evidente que la patulea de la foto no tiene desperdicio y se ha dedicado al acoso y derribo del ciudadano, responsabilizando al pueblo de una situación que no sólo ha mantenido este equipo con su ineficacia y su inoperancia, sino que, a base de medidas groseras e improvisadas, ha perpetuado.

Es muy posible que todavía algunos disculpen a este elenco de personajes, pero aquellos que lo hagan, mucho me temo que tendrán cegados sus ojos por el vuelo esplendoroso de la gaviota, que lo único que ha hecho ha sido llenar de guano todos los rincones del país.

La huelga de 1 día, más que una solución, corre el riesgo de convertirse en un acto puramente testimonial o, lo que sería mucho peor, en una falta de apoyo a las organizaciones sindicales.

Este gobierno no se merece una  huelga de un solo día, lo que se merece es que les forcemos a una dimisión en bloque  y que no nos dejemos avasallar por su desprecio, su petulancia, su arrogancia, su ineficacia y su impunidad.