En  mi opinión, el género del relato no goza, en general, del favor del público, que lo considera “literatura menor” o el hermano pobre de la novela, reina y señora del panorama editorial.

Quizá esta, digamos, desconsideración, provenga del propio corazón de la industria, tal y como reflexiono en este blog, en el apartado dedicado, específicamente, a Relatos. Es probable que las editoriales no se muestren muy receptivas, a la hora de acoger en su seno, y publicar, libros con recopilaciones de cuentos o relatos. No digo que no lo hagan. Por supuesto que se publican libros de este tipo, pero me temo que su difusión es muy pobre. Lo que se potencia, lo que se lleva ahora, es la novela, a ser posible, rayana en la obesidad, con unas dimensiones y un peso similar a los de un ladrillo del cuatro. Ante tanta inmensidad, un puñado de relatos no puede hacer otra cosa que sucumbir.

No podemos negar la evidencia. Los libros de relatos tienen menos “tirón” entre los lectores, pero no termino de comprender muy bien por qué. Son historias que empiezan y acaban sin molestarse las unas a las otras, cada cual por su lado, lo que permite su lectura espaciada. Sin embargo, no acaban de conquistar el corazón del lector. ¿Por qué?

A lo mejor, la causa es el sambenito, que algunos les han cargado, acusándolos, injustificadamente, de falta de profundidad. Que una historia sea corta, no significa que deba estar mal construida, ni que sus personajes no tengan sustancia ni , mucho menos, que la historia sea vacía. Tampoco me gustaría pasar por alto que los cuentos o los relatos también han tenido que sufrir las invasiones de la pedantería, la vacuidad y el papanatismo, que colocaron en un pedestal narraciones de argumento incomprensible, capaces de tirar para atrás al lector más voluntarioso. Esa etiqueta, también injustificada, de obra de culto o ejercicio pedante, puede que haya pesado en el ánimo de los lectores y les haya hecho guardar las distancias.

Nunca hay una sola causa. Cada cual tendrá su opinión, pero, ¿interesan los libros de relatos?